Crítica de la película Madre oscura

Sencilla pero divertida y eficaz. Saca brillo a los tópicos del género.

     El paisaje de infancias rotas representadas por los juguetes en el barro con el que comienza la película que marca el tema de la película desde la primera imagen. El empeño por poner la cámara en el suelo en el plano del triciclo frente a la casa y en la entrada de la niña en la casa. La música no diegética de las primeras imágenes se convierte en diegética en el momento en que aparece la niña con sus cascos y de ese modo, compartiendo la escucha de la misma música, ese personaje se convierte en puerta de entrada del espectador en la trama. Todo ello propone una dirección con personalidad que el género de terror siempre necesita para resultar sólido desde su arranque antes de enfrentarse con la inevitable ola de lugares comunes que van a marcar el posterior desarrollo de la historia.

Crítica de la película Greyhound

Cine bélico naval de impecable factura técnica y magnífico ritmo.

   Y además viene apadrinado por su protagonista, Tom Hanks, quien también es el encargado de adaptar el guión, basado en el libro de C.S. Forester. Hanks no es nuevo en esto de escribir guiones, desde que hiciese el de The Wonders, su debut como director en el cine, pero también ha escrito un episodio de Hermanos de Sangre o Larry Crowne, entre otras cosas. No es algo en lo que se prodigue demasiado el actor, pero no es su primera vez, y nadie puede decirle que no sabe lo que está haciendo. De hecho lo sabe a la perfección porque condensa la historia en poco más de noventa minutos, no la alarga demasiado ni la estira donde no debe. La película va al grano casi desde el principio…

Crítica de la película Under the Skin

Interesante película de ciencia ficción que puede sorprender.

    Pasó en su momento desapercibida, pero merecía mejor eco de los espectadores del que tuvo. Es el típico caso que denomino “película termómetro”, porque mide el nivel de criterio de aficionados y comentaristas del asunto cine y puede pillar a más de dos desprevenidos. Es el caso típico de árboles que no dejan ver el bosque… si no sabes qué debes mirar.

Crítica de la película Dónde estás, Bernadette

Acertada adaptación del best seller escrito por Maria Semple, a cargo de un inspirado Richard Linklater.

   Richard Linklater es un director al que le van las historias pequeñas: relatos de cauce sereno, que suelen protagonizar personas normales y vulnerables; las cuales son capaces de expresar grandes emociones de índole humano, con acciones de simpleza apabullante. Películas como Boyhood y la saga iniciada con Antes del amanecer así lo corroboran. Dónde estás, Bernadette no goza de la lucidez conceptual y discursiva de los ejemplos mencionados, pero sí entra de lleno en la dedicación del cineasta texano, por trazar el ADN de individuos perdidos en el proceloso laberinto vital; marcados por evoluciones existenciales normalmente turbulentas y confusas.

Crítica de la película La maldición del guapo

Bella Docampo Feijóo presenta una confusa trama de engaños y estafas a gran escala. Un film en el que brilla la solvente interpretación de Gonzalo de Castro.

     Las películas sobre timadores con encanto suelen funcionar bien en pantalla. Dentro de este subgénero cinematográfico, El golpe (George Roy Gil, 1973) es sin duda uno de los puntales en el que se fija la mayoría de títulos que siguen este tipo de argumentos. Sin embargo, no disponer de dos actores como Paul Newman y Robert Redford es un dato lo suficientemente contundente para explicar el fracaso de muchas de las obras del mencionado estilo. Esto deja como conclusión que una de las máximas a la hora de plantear una película de semejante naturaleza es contar con intérpretes con el suficiente poder de seducción, para que no se noten los trucos; y ahí es donde tropieza Bella Docampo Feijóo, en La maldición del guapo.

Crítica de la película La vieja guardia

Entretenimiento y acción liderados por una brillante Charlize Theron.

   Inspirándose en la novela gráfica de Greg Rucka y Leandro Fernández, la película se convierte en una mezcla curiosa de géneros donde destaca la acción, con un punto superheroico pero también con el tono adulto del cómic, que ha sido adaptado a la pantalla por el propio Rucka y que nos llega de la mano de Netflix, demostrando como con Tyler Rake o similares, que la compañía de streaming tiene el músculo necesario para producir estas películas de gran presupuesto, y al mismo tiempo para arriesgarse con proyectos que no siempre veríamos en otros medios, especialmente en el cine, donde estas producciones de acción, aventuras o incluso comedia, pero para una audiencia más adulta, han escaseado en los últimos años. Con la excepción de John Wick, por ejemplo. O de Atómica, ya que hablamos de Theron.

Crítica de la película Hamilton

El fenómeno musical de Broadway también es la mejor película de Disney+.

   La pandemia mundial que nos está asolando está afectando irremediablemente a los estrenos de cine, pero también a las plataformas, que ven como cada vez tienen menos producciones originales que estrenar. Con un catálogo del que se ha criticado en numerosas ocasiones su escasez de nuevos contenidos, Disney+ necesitaba una punta de lanza para la temporada de verano, al igual que en otoño fue The Mandalorian, y parece que la ha encontrado en Hamilton. La grabación del musical de Broadway iba a llegar a la gran pantalla en 2021, pero viendo el éxito que está cosechando en la plataforma no se puede negar que ha sido un movimiento astuto. La posibilidad de sentir parte de la magia, espectacularidad y emoción de Broadway desde el sofá de casa es una oferta que mucha gente necesitaba ahora mismo.

Crítica de la película Dersu Uzala

Imprescindible. Vuelve en toda su grandeza una obra maestra de Akira Kurosawa.

     Ahora más que nunca hay que aprovechar toda oportunidad de reencontrarse con las obras maestras del cine de los grandes clásicos en pantalla grande, y la cartelera nos trae una de esas oportunidades únicas con el reestreno de una de las mejores películas de Akira Kurosawa.

     Dersu Uzala es por otra parte una de las películas más curiosas dentro del siempre apasionante e interesante cine del maestro Kurosawa. Si en sus líneas generales de lenguaje responde sin duda con prontitud a las claves esenciales del maestro, preserva una identidad propia y singular que la convierte en una propuesta única dentro de la misma.

Crítica de la película The Vast of Night

Inteligente intriga. Tono revival ochentero de la ciencia ficción de los cincuenta. .

       La califico como inteligente en primer lugar por su astuta manera de manejar el lenguaje visual para sacar el máximo partido a su limitado presupuesto, pero más aún a lo concreto y limitado de su argumento.

       La película es una declaración de afectos por varias cosas. La radio en primer lugar. El cine en segundo lugar, con especial interés por la ciencia ficción de los años cincuenta. Y las series de televisión sobre intriga, terror y ciencia ficción en torno a fenómenos extraños de los años 60. Repleta de guiños que son pistas de su argumento, como el nombre del protagonista, el “chico de la radio”, Everett Sloan, nombre del actor Everett Sloane, uno de los habituales de la compañía Mercury Theater de Orson Welles, el director de Ciudadano Kane, película clave para el avance del lenguaje cinematográfico en los grandes estudios, pero además famoso por haberla liad parda precisamente en la radio con su adaptación de la novela clave de invasiones alienígenas, La guerra de los mundos, que hizo cundir el pánico en Estados Unidos a finales de los años treinta. El nombre de la emisora, acrónimo de War of the Worlds, La guerra de los mundos de H.G. Wells. El nombre del pueblo, Cayuga, el mismo de la empresa de Rod Serling que producía la serie La dimensión desconocida (The Twilight Zone), homenajeada también en la presencia de la pantalla del televisor en los momentos clave del relato... Todo en la película gira en torno a esa declaración de afecto por la ficción.

Crítica de la película Festival de la Canción de Eurovisión: La historia de Fire Saga

Will Ferrell vuelve al tipo de comedia que le dio fama.

       Y tras el fiasco comercial y de crítica de Holmes y Watson, película que pese a reunirle con John C. Reilly fue un completo desastre, las cosas no pintaban demasiado brillantes en la carrera del actor y guionista de esta película. Por lo que algo tenía que cambiar. Por un lado presentarse en un proyecto de Netflix, una película que no llegaría a cines, pero que tendría el apoyo del mayor servicio de streaming del mundo. Y allí la tenemos, sin depender de la taquilla. Y la otra, entrar de lleno en el género de comedia disparatada con personajes imposibles en mundos bizarros que tanto éxito le dio en El Reportero, Pasado de Vueltas, Semi-Profesional o Patinazo a la gloria.