AccionCine tu revista de cine y series
5 C
Madrid
domingo, febrero 5, 2023
PUBLICIDAD

¿Qué hace tan especial a The Last of Us?.

The Last of Us es la adaptación de uno de los videojuegos más queridos de la historia. Pero, ¿qué la diferencia?

La nueva serie de HBO está a punto de estrenarse, las críticas la alaban como la mejor adaptación de un videojuego y nuestro compañero Jesús Usero ya la ha calificado como una serie excelente. Pero ¿qué tiene The Last of Us para generar tanta expectación? Si no jugaste al juego o quieres hacer un repaso de lo que significó, este es tu sitio.

2013. Como jugador bastante frecuente de videojuegos recuerdo aquel año con cierta amargura por causas personales que aquí no vienen a cuento, pero sí que me acuerdo que fue un buen año para el sector con títulos como Grand Theft Auto V (el famoso GTA) o aquella maravillosa obra de Irrational Games titulada Bioshock Infinite, entre otros. Pero hubo un juego que, a pesar de todos los grandes nombres del 2013 que salieron a la palestra, sobresalió más aun que ningún otro. Tenía algo especial y diferente: la capacidad de dejar huella. The Last of Us llegó a las tiendas de todo el mundo un 14 de junio y encandiló a todos los jugadores de PlayStation 3.

¿Y por qué? ¿Qué era lo que le hacía diferente? Pues lo cierto es que había muchas cosas a destacar de aquel juego de Naughty Dog, los creadores de Uncharted (del cual recibimos en 2022 una adaptación por parte de Sony), Jak and Daxter y Crash Bandicoot. Muchas relacionadas con términos puramente relacionados con los videojuegos: una jugabilidad muy pulida y realista donde escaseaban las balas y los recursos, unas animaciones de los personajes muy avanzadas para la época, unos gráficos que llevaban los limites de la consola más allá de lo que se creía posible… Pero todo eso eran meros extras a lo que de verdad hizo que la gente se enamorara del juego: Joel, Ellie, la narrativa, su historia y los personajes.

The Last of Us se destacó desde el primer momento por absorberte en un mundo postapocalíptico lleno de grises, de personajes ambiguos que se movían entre el bien y el mal y que no sabias de quien podías confiar y de protagonistas con una gran complejidad y profundidad, donde no cabían solo los blancos o negros. Pero sobre todo, se enamoraron (nos enamoramos) de Joel y Ellie, de su relación, de su viaje, de sus personalidades contrapuestas y la evolución que experimentan a través de toda su odisea. Una relación complicada entre un hombre de 40 y tantos que cargaba con un gran trauma a sus espaldas y que su corazón se había endurecido en ese mundo infectado y hostil, y una niña de 14 años que había nacido ya en ese mundo, que tuvo que hacerse fuerte a la fuerza pero que todavía conservaba cierta inocencia propia de su edad. Todo eso mientras los infectados corren a sus anchas y los humanos, dividido en facciones, peleaban por conquistar los territorios y hacerse con los recursos que quedaban en el planeta.

El videojuego pretendía mostrar lo peor del ser humano, llevar al limite la capacidad de lo que un buen hombre podía hacer, de lo que se podía convertir. La excelente narrativa de los creadores, el mimo en los diálogos y en todos los aspectos del videojuego lo convirtieron en una obra maestra del mundillo. Era un videojuego que se tomaba las cosas con calma para desarrollar su trama y el contexto de las cosas a través de todo tipo de detalles. La historia, aunque no fuera lo más original del mundo, estaba tan bien contada y lo llenaba con personajes tan potentes que terminaban por conquistarte. Además de contar con un final que hacía que te comieras las uñas. Era casi una experiencia cinematográfica y por eso no me extraña que la serie, con dos gigantes como Craig Mazin y Neil Druckmann detrás, esté recibiendo tantos elogios. Eso sin contar que detrás esta HBO, que se ha convertido casi en un sello seguro de calidad. Era una historia perfecta para adaptar sin problemas al cine o a la pequeña pantalla; solo tenía que hacerse con cariño y dedicación.

Y si con esto no os convence todavía demasiado, hay algunos títulos que os pueden servir de referencia a la hora de haceros una idea de lo que podéis encontraros en la serie. Una de ellas es sin duda The Road, la película de 2009 protagonizada por Viggo Mortensen donde un padre tiene que proteger a su hija a toda costa de grupos caníbales y de asesinos. Una relación muy similar a la que podrás encontrar en la serie (hasta cierto punto). Hijos de los hombres, de Alfonso Cuarón, tiene en su atmósfera y ambientación mucho del tono de The Last of Us y 28 días después es una representación clara del contexto en el que se mueven los personajes. Si quieres ir preparándote para el lunes, estas tres películas te pueden ir como anillo al dedo.

Guillermo Méndez

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Guillermo Méndez
Redactor, comentarista y apasionado a cualquier cosa relativa a lo audiovisual

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos