fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
12.7 C
Madrid
lunes, abril 22, 2024
PUBLICIDAD

Un Buen Partido **

Un Buen Partido **

Gerard Butler protagoniza esta comedia dramática muy bien acompañado. Porque ese es uno de los grandes valores de la película, un reparto en el que además del actor figuran nombres como los de Catherine Zeta-Jones, Uma Thurman, Jessica Biel, Dennis Quaid o Judy Greer. Por reparto que no sea para esta comedia familiar, con tintes de romance y drama, con el humor justito para terminar la proyección y todo bajo la dirección de Gabriele Muccino, responsable de En Busca de la Felicidad, otra película que giraba sobre la relación entre un padre y su hijo, aunque aquella era puro drama y ésta es bastante más ligera.

Porque no nos llevemos a engaño antes de entrar en la sala. De lo que va realmente la película es de la relación que intenta recuperar un exjugador de fútbol con su hijo, y no de una comedia romántica con el niño de fondo. Digamos que los temas de comedia son más discretos y que lo que realmente intenta contarnos el director es cómo este hombre intenta recuperar el tiempo y las promesas perdidas con su hijo. El resto son añadidos, florituras que a Muccino no parecen interesarle tanto y que por ello hacen que la película se resienta e interese menos. Los golpes de humor están contados con los dedos de la mano, caso de los personajes de Judy Greer y Dennis Quaid que desaparecen de la película sin dejar rastro durante mucho tiempo, para centrarse en el tema padre/hijo.

Hasta la historia romántica con las madres de los chavales que juegan al fútbol o con su ex-mujer, parecen metidas con calzador y terminan por ser los momentos menos interesantes de la película. Y todo para que a los cinco minutos de proyección (por si el póster no nos lo dejase claro), sepamos cómo va a terminar la película. Todo va de A á B por el mismo camino trillado de siempre, incluso menos interesante a veces. Supone un desperdicio de talento, y en el caso de Thurman que nos preguntemos qué pinta realmente su personaje en la película. Si es que pinta algo.

Se nota que Muccino disfruta más con el drama, y se nota hasta en la planificación y el encuadre, como esa escena en la que Butler, abatido, debe llevar a su hijo de vuelta a casa de su ex porque el niño no es capaz de conciliar el sueño en la casa de su desconocido padre. Los actores, la cámara al hombro… todo es más interesante narrativamente que esa insulsa fiesta de Quaid, o el romance con una de las féminas. Esa economía de medios a la hora de describir por qué está arruinado el protagonista (algo que se borra del mapa, como lo de coger dinero del equipo de fútbol… nadie se acuerda de ello a mitad de película… lo eliminan de un plumazo) o lo golfo que era, deja bien claro qué podía haber sido la película.

Y no lo termina de ser. No llega a aburrir, no disgusta, pero se olvida demasiado fácil. Supone un batiburrillo en el que se han ido añadiendo cosas sin ton ni son y nunca terminan de cuajar. No sabe uno si es comedia, drama familiar, una romántica o una de deportes. Pero se nota dónde está el tema y la historia interesante, la del padre y el hijo. Y tanto despiste, nos saca de la trama, de la película y de lo que nos están contando. Nos deja… fríos.

Si hubiesen recortado esa parte insípida cómica, que suele sacar poco más que una sonrisa muy de cuando en cuando, y el romance o el ligoteo con las madres, sería mucho mejor película. Si en vez de apostar por lo previsible y los tópicos, le echara agallas e hiciese lo coherente, lo emocionalmente maduro, sería grande. Pero tampoco vamos a pedirle eso, se acerca la navidad y se agradecen los buenos sentimientos.

O no. Vaya usted a saber…

Jesús Usero

Opiniones del público a cargo de nuestro redactor Víctor Blanco.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK


AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos