AccionCine tu revista de cine y series
3.4 C
Madrid
domingo, diciembre 4, 2022
PUBLICIDAD

Camera Café ★★★

Camera Café ★★★

Crítica de Camera Café

Crítica de la película Camera Café

Una secuela inesperada y sorprendente de la serie de televisión.

      Una serie que quizá nos abandonó demasiado pronto, con sus maravillosos episodios breves, en torno a la máquina de café de una oficina como tantas y tantas hay en nuestro país. Un repaso en toda regla a quiénes éramos y somos cuando estamos en el trabajo y nos tomamos un descanso frente a la máquina de café, pero también un mundo entero, un universo en constante cambio para que al final nada cambiase, en el que había un punto surrealista que excedía cualquier expectativa y que siempre sorprendía. La película replica todo eso, pero haciendo especial hincapié en el surrealismo y descubriéndonos el mundo que hay fuera de la máquina de café, lo que nunca antes nos habían mostrado.

      La película nos muestra que el tiempo ha pasado y aunque muchas cosas han cambiado (hay tristes pérdidas y desapariciones por el camino) otras siguen igual como los descansos eternos de algunos compañeros, las miradas de odio de otros, los chistes, las gamberradas, el compañerismo bien o mal entendido… En esas está todo el mundo cuando todo cambia y se prepara una guerra interna en la compañía entre dos ramas de la misma, algo que determinará el destino de nuestra querida oficina. Un guión que aprovecha para salir del rincón de la máquina de café desde el primer minuto, creado por Ernesto Sevilla, también director, Joaquín Reyes, que recupera también su papel en la serie, y Miguel Esteban.

Camera Café ★★★

      El reparto sigue en plena forma, y entiendo las ganas que tiene la película por ponerse en manos de sus personajes más conocidos, como son los de Arturo Valls y Carlos Chamarro, pero eso hace que se dejen de lado a actores y personajes que siempre han aportado muchísimo a la serie y que podían incluso aportar más a la película, especialmente Ana Milán o Carolina Cerezuela. Pero después de tanto tiempo desde el final de la serie, es maravilloso volverles a ver en estos personajes. Casi parece que el tiempo no ha pasado. Mención aparte para la brillante incorporación de Ingrid García-Jonsson, y también para Javier Botet en un papel nada sencillo, sobre todo por su importancia dentro de la propia mitología de la serie.

      Se echa en falta a gente, sí, pero ese no es su problema. Ernesto Sevilla demuestra saber qué hacer con la cámara y cómo contar su historia, y esa historia es casi siempre divertida, pero sus momentos surrealistas superan lo que se veía en la serie. A veces se parece más a proyectos anteriores de Sevilla y Reyes, que a la serie original. Por ejemplo con tantas y tantas referencias y homenajes frikis que, en un momento dado, se convierten en excesivas y saturan al espectador. Puede que incluso muchos no las entiendan. O ciertas subtramas que son inexplicables. Pese a todo eso, el resultado es apreciable, interesante y divertido, con momentos que nos harán soltar más de una carcajada y recuperando algo mítico, Camera Café.

Jesús Usero

                                             

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

Camera Café ★★★

 

Add to Flipboard Magazine.

COMPRA TU ENTRADA

©accioncine

Camera Café ★★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}.

Deja tu comentario

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos