fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
17.6 C
Madrid
miércoles, abril 24, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Chicas malas ★★★ (2024)

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica Chicas malas película dirigida por Samantha Jayne, Arturo Perez Jr. con Angourie Rice, Reneé Rapp, Bebe Wood

Menos contundente que el original, fruto de los tiempos que vivimos.

De qué va Chicas malas

Cady consigue finalmente convencer a su madre para establecerse en Estados Unidos y así poder estudiar en el instituto.

Crítica Chicas malas

Es entretenida y posee un ritmo de narración rápido a base de alternar con canciones el buen rendimiento como recursos de humor de los secundarios, entre los cuales destacan principalmente de los dos friquis del arte, amigos de la protagonista, Janis y Damian, junto con la “plástica “ Karen a la que da vida Avantika, que son lo mejor de la película. De hecho, su rendimiento hace que sean lo que mejor funciona de la película al mismo tiempo que se ganan a pulso tener la oportunidad de tener su propia película par lucir todo el potencial que muestran en el breve tiempo en pantalla que les deja esta nueva versión de Chicas malas. Avantika tiene además el mejor número musical de la película, lo cual no es casualidad. El único que consigue apartarse siquiera ligeramente de la monótona selección de números musicales repetitivos y sin gancho que se despliegan como respaldo para contar la historia.

Al mismo tiempo la película tiene su talón de Aquiles en su naturaleza muy conformista y descafeinada. Nuevamente fruto de los tiempos que vivimos, en los que nadie quiere ofender a nadie ni ser epicentro de polémica y linchamiento en redes sociales, lo cual es muy limitante con un argumento como el de esta fábula de instituto sobre la aceptación, el rechazo y el acoso en las aulas, además de precisamente los linchamientos en internet.

Esa llamémosle autocensura políticamente correcta le impide sacar a pasear el vitriolo que necesita para argumentar y construir con solidez y el punto gamberro imprescindible el intento de darle un giro musical al asunto.

Precisamente otro inconveniente es que los temas musicales son repetitivos, un bucle de los mismos tonos temas e ideas. Suenan todos iguales. Es como el mismo recurso con poca variación empleado continuamente. Otro problema derivado del conformismo que señala al audiovisual más comercial de nuestros días, y que me temo que seguramente esa parte de la juventud adicta a la obviedad y la música perruna repetitiva no advierta o en todo caso no rechace. Pero a quienes quieran plantearse una comparativa les propongo que se revisen la banda sonora de  una película musical en la que no he dejado de pensar desde que comencé a ver Chicas malas, que se comporta como una variante de Grease.

Frente a las otras versiones

El otro asunto que pone en inferioridad de condiciones esta película frente  la comedia original estrenada en 2004 con Lindsay Lohan como Cady, la protagonista, y Rachel McAdams como Regina George, la antagonista, es precisamente el peso de estos antecedentes sobre un reparto actualizado con otras actrices que siendo operativas resultan menos contundentes en esos dos personajes claves de la trama. Angourie Rice y Renée Rapp no tienen materia prima de guión para proporcionarle a sus versiones de Cady y Regina la capacidad que ésas poseían para darle más garra a la parodia.

Todo ello hace que esta nueva versión salga adelante con desventaja frente a la película original, frente a la cual se desarma a sí misma intentando encontrar un tono más conciliador y menos arisco de poner en cuestión a sus personajes y sacar brillo humorístico a las perversas actividades de los mismos. Es una versión dócil del original, para tiempos de miedo a caer en la incorrección política. Y muy simple y previsible en el uso de sus recursos y conclusiones. Convertida en canto a una convivencia idealizada muy alejada de la realidad, desperdicia los recursos de conductas más gamberras del original, que por otra parte tampoco era precisamente Desmadre a la americana o Porky´s, expresándose como una versión muy descafeinada del mismo.

Queda así como un intento fallido e innecesariamente musicalizado de la versión de 2004, dirigida por Mark Waters, pero por el contrario mejora y se pone por encima de la variante producida como película para televisión y estrenada en España con el título de Chicas malas 2, que dirigió Melanie Mayron en 2011.

Te gustará si te gustó…

Es más floja y tiene menos gancho de comedia gamberra que la película de 2004, pero es mejor que la variante televisiva en modo de secuela, Chicas malas 2, estrenada en 2011.  

                                             Miguel Juan Payán 

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp o Telegram para recibir las noticias en tu móvil o únete al grupo AccionCine de Telegram para conversar de cine y hacer amigos. 

2013 2018 accion analisis anime Avatar avengers Batman bluray cartelera Christopher Nolan cine criticas crítica Deadpool disney entrevista españa estreno James Cameron juego de tronos manga marvel Netflix opinion pelicula poster remake review Revista secuela Series Tv Spiderman Star Wars Sylvester Stallone taquilla taquillas The Batman Tom Cruise Trailer vengadores Vengadores: Endgame video videocritica zack snyder

Copyright 2023 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos