fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
25.6 C
Madrid
domingo, mayo 26, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Creatura ★★★½ (2023)

Crítica Creatura película dirigida por Elena Martín Gimeno con Elena Martín Gimeno, Clàudia Dalmau

Asfixiante retrato de una mujer en tres momentos determinantes de su vida, a la cual le persigue una terrorífica insatisfacción personal.

De que va Creatura

Mila (Elena Martín) es una mujer de treinta y cinco años, que padece graves problemas cuando intenta disfrutar de su sexualidad. La diseñadora gráfica ha desarrollado, desde las cinco primaveras, una compleja desafección con sus órganos genitales; lo que ha conllevado –tanto en su adolescencia como en su etapa adulta- una incómoda imposibilidad para conseguir la satisfacción afectiva con sus distintas parejas. Poco a poco la asfixia y la ansiedad llevan a Mila a un laberinto de miedos y pesadillas.

Crítica Creatura

A pesar de su título, Creatura no es una película de seres amenazantes provenientes del especio exterior, ni de entes surgidos de los umbrales de lo sobrenatural. Por el contrario, esta obra dirigida y protagonizada por Elena Martín viaja a las entrañas de una mujer en continuo conflicto consigo misma. Una heroína vencida por lo inexplicable, que intenta acallar su rebeldía contra la rutina, y que no puede esconder su incapacidad para disfrutar de las relaciones íntimas con su pareja.

La acción de la película arranca con Mila a los treinta y cinco años, cuando se traslada con su compañero sentimental a la casa veraniega de sus padres. El aislamiento parece lo ideal para recomponer los pedazos de un amor que naufraga por los cuatro costados. El problema estriba en que Mila se siente extraña, y no encuentra la excitación necesaria para mantener la actividad sexual con su cónyuge. Como si de un viaje al pasado se tratara, la protagonista somete su mente a un psicoanálisis voluntario, que le lleva a la época en que tenía cinco y quince años. A los cinco, Mila es una niña hiperactiva, que no comprende los dolores que experimenta de repente en sus partes íntimas, mientras busca afanosamente el amor de su padre. A las quince primaveras, la posteriormente diseñadora gráfica rememora sus primeros escarceos sexuales, siempre determinados por la incapacidad para comportarse como el resto de sus amigas.

Creature

Elena Martín construye este retrato disruptivo y voluntariamente confuso, para exhibir los miedos y las incertidumbres de una mujer que se siente perdida en su vida, sin saber por qué hace lo que hace. En este laberinto de emociones al borde del delirio, la directora y actriz convierte Creatura en una lucha sin cuartel por escapar de la oscuridad que atenaza a Mila, y que la lleva a no aceptar el comportamiento y las reacciones de su propio cuerpo.

De la promiscuidad a la más absoluta desgana, Mila oscila sin medias tintas por un abismo de pasiones confusas, en las que sobresale la figura omnipresente de su padre, interpretado por el convincente Álex Bredemühl.

Con un etilo semejante al de una tragedia griega de destinos tocados por una autodestrucción irresoluble, Elena Martín utiliza la cámara como si fuera un bisturí, con el que abre en canal el interior de Mila. Una operación hundida en el desconcierto, que la directora efectúa a través de tres “milas” distintas en sus anhelos, y coincidentes en sus pesadillas. Ahí convergen la hiperactiva niña de cinco años (Mila Borrás), la quinceañera sumida en la tristeza (Clàudia Dalmau) y la huidiza treintañera (Elena Martín). Este tríptico humano sirve para marcar la evolución argumental de una cinta oscura y asfixiante, en la que los sentimientos de la protagonista se muestran sin pudor, a pesar de que en muchas ocasiones la cineasta no aporte soluciones  -ni fáciles ni complejas- para que Mila localice un bálsamo con el que sanar su dolorosa existencia.

Tan solo el mar, como elemento de tradición mediterránea, le permite a Martín establecer un placebo adecuado, destinado a aplacar la desidia de la ficticia y carnal mujer que encabeza el cuadro dramático de Creatura.

Te gustará si te gustó

La cinta de Elena Martín remite en algunos aspectos a las fantasías sexuales soñadas por el personaje de Catherine Deneuve, en Belle de Jour (Luis Buñuel, 1967).

Jesús Martín

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Jesús Martín
Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos