fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
17.6 C
Madrid
miércoles, abril 24, 2024
PUBLICIDAD

Noche de bodas ★★★

Noche de bodas ★★★

Crítica de la película Noche de bodas

Imaginativo aquelarre familiar, con el que Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett narran lo disparatada y gore que puede llegar a ser una celebración matrimonial.

Según las supersticiones populares, los cuchillos son concebidos como armas capaces de acabar prematuramente con las uniones maritales. Por eso, quien encuentre estos utensilios de cocina entre sus regalos de boda, debe dar una moneda (no se especifica la valía de la misma) a quien se haya atrevido a incluir semejantes artefactos en la lista de obsequios. De esta manera, este acto será concebido por los espíritus del amor eterno como una compra, y no como parte de los gifts nupciales. Este comportamiento puede parecer neurótico, pero tal vez habría restado algo de hemoglobina derramada, a la incauta protagonista de Noche de bodas.

Con cuchillos o sin ellos, Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett toman de manera literal lo del sangrado que supone un convite matrimonial, y lo convierten en una cacería humana de inusitadas consecuencias.

La trama arranca con la ilusionada Grace (Samara Weaving): una chica que está a punto de hacer efectivo su enlace con Alex Le Domas (Mark O’Brien), el benjamín de una poderosa y excéntrica familia estadounidense. El clan parece salido de un reality de Cuatro, con sus peleas internas y sus salidas de tono cercanas a la paranoia surrealista. Pero Grace está decidida a pasar por alto toda la parafernalia previa a la luna de miel. Sin embargo, tales preliminares ocultan un desenlace inesperado, cuando el patriarca de los Le Domas propone a la novia escoger un juego de distracción nocturna. Al parecer se trata de una tradición que mantienen desde los tiempos del fundador del clan, por lo que la ingenua mujer vestida de blanco accede a la propuesta. El lúdico pasatiempo que sale elegido por azar es el del escondite; algo que resulta un poco infantil a primera vista, pero que se convierte en una actividad peligrosa y macabra, cuando la chica descubre que los Le Domas se proponen acabar con su vida, en caso de que la encuentren antes del amanecer.

Noche de bodas ★★★

Llegados a este punto, Bettinelli-Olpin y Gillett embarcan al espectador en una cacería plagada de situaciones hilarantes, donde los asesinos y la víctima se comportan de manera un tanto desquiciada; y en la que el blanco del vestido de Grace queda sepultado bajo la abundancia carmesí de la sangre derramada a golpe de ballestas, hachas, pistolas y cuchillos.

La actriz australiana Samara Weaving brilla con rotundidad en el papel de la sorprendida y asustada Grace: alguien que guarda en su interior una serie de habilidades con las que no contaban sus psicopáticos parientes. Una family entre las que se encuentra una increíble Andie MacDowell, quien materializa algunos de los mejores momentos del largometraje, en la piel de la desconcertante Becky Le Domas.

El elenco interpretativo se entrega sin reservas a esta aventura voluntariamente caótica y altamente entretenida, que deambula con soltura entre la socarronería desmembradora de La novia de Re-Animator y las míticas leyendas sobre aquelarres satánicos, que se encargaron de popularizar productoras como la Hammer Films. Aunque no sería correcto olvidar la inspiración promovía por la filosofía superviviente de Jean-Claude Van Damme, esgrimida en Blanco humano.

Jesús Martín

 

 

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Noche de bodas ★★★

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Jesús Martín
Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos