fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
8.4 C
Madrid
jueves, abril 25, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Para toda la muerte ★★★

Crítica Para toda la muerte ★★★

Crítica de la película Para toda la muerte

Simpática y surrealista comedia, donde la exageración de las situaciones planteadas contribuye a generar el elemento humorístico.

La sensación de estar ante un sainete del siglo XXI –convenientemente alargado en extensión- asalta rápidamente la mente, al contemplar las idas y venidas que efectúan los personajes de esta esforzada y colorista cinta, del actor y director Alfonso Sánchez (Superagente Makey).

Entre las costuras del guion de Para toda la muerte hay restos actualizados de Miguel Mihura y de Jardiel Poncela, aunque en su resolución se observe un componente de artificialidad colectiva, que no existía en la mayoría de las obras de los citados dramaturgos.

El argumento de esta alocada movie de Sánchez sigue los pasos de José (Alberto López): un hombre que ha pasado ocho años estudiando unas oposiciones, para acceder a un trabajo decente y seguro en España. Sin embargo, cuando le comunican por Internet que ha pasado el examen, y que se puede considerar a sí mismo como funcionario del Estado; una llamada le alerta de que ha habido un error en las listas publicadas, y que él es el primer suplente y no un reconocido trabajador en plantilla. Incapaz de contar a su esposa y a sus parientes y amigos la delirante situación, el aspirante a servidor público decide ir a casa del opositor que le precede en el puesto demandado, y acabar con su vida. Pero una concatenación de despropósitos hace imposible esta tarea criminal, sobre todo porque hay más de una persona que quiere acabar con la existencia del sujeto en cuestión.

Crítica Para toda la muerte ★★★

Una puesta en escena voluntariamente caótica y teatral, en la que se suceden las alusiones a la complicada situación del mercado laboral en la nación con forma de Piel de Toro, hace de esta comedia un espectáculo muy enraizado con el pasado del cine español, y con un tipo de comedia que se nutre de la orquestación un tanto excéntrica y caricaturesca de los personajes y del contexto en el que estos se mueven.

Dentro de semejante fórmula activa, el supuesto héroe nominado José es un tipo normal, y un tanto acomplejado; al que le define su peculiar manera de tomar decisiones, y de llevarlas a cabo. Este individuo se erige así como el arquetipo de un rol cuyos antecedentes se pueden hallar en Alfredo Landa, Fernando Esteso, Andrés Pajares o José Mota; realidad que aporta un ingrediente de reconocimiento popular entre los espectadores, que ayuda a empatizar con las emociones del opositor angustiado.

En la piel de este ciudadano ficticio, Alberto López (El mundo es nuestro) demuestra sus innegables dotes gesticulantes y chistosas; basadas en su desparpajo para declamar monólogos interminables, cargados con sentencias al borde del delirio. Elementos que el actor ejecuta a la perfección; para encajar su caracterización nerviosa con las del el resto del elenco, cuyas interpretaciones refuerzan el sentimiento de surrealismo reinante que se percibe de principio a fin a lo largo de la película.

De esta manera, la inversomilitud se convierte en el mejor aliado de Para toda la muerte, aunque se note falta de frescura y agilidad humorística en algunos momentos del filme.

Jesús Martín

 

Add to Flipboard Magazine.

 

COMPRA TU ENTRADA

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

Crítica Para toda la muerte ★★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Artículo anterior
Artículo siguiente
Jesús Martín
Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos