AccionCine tu revista de cine y series
7 C
Madrid
sábado, diciembre 3, 2022
PUBLICIDAD

Morbius ★★★

Morbius ★★★

Crítica de Morbius

Crítica de la película Morbius

El vampiro viviente de Marvel protagoniza una entretenida variante de superhéroes con pinceladas de terror.

      El director de Dinero fácil, El invitado, El niño 44 y Life sigue la misma línea de su filmografía afrontando con calculadora eficacia refractaria a correr riesgos el traslado al cine de este personaje antagonista reciclado en antihéroe en las páginas de los comics Marvel protagonizados por Spiderman.

      Creado por el guionista Roy Thomas y dibujado por el maestro Gil Kane, Morbius apareció por primera vez en las viñetas del número 101 de la colección The Amazing Spiderman, publicado en octubre de 1971, haciéndose así eco de la popularidad que disfrutaba en los cines en ese momento el revival de Drácula encarnado por Christopher Lee en las películas de la productora británica Hammer Films y de los vampiros cinematográficos en general.

Morbius ★★★

      Las claves de Morbius responden a las mismas características que dominan el resto de la filmografía de Daniel Espinosa, director nacido en Estocolmo, hijo de padre chileno y madre sueca. Muestra Espinosa una probada eficacia para entretener con sus películas y sabe hacer que brillen visualmente algunos momentos de su puesta en escena, como ocurre aquí con el impetuoso arranque en código de cine de aventuras en la selva o el ataque a la enfermera en el pasillo en código de cine de terror, pero su mejor habilidad radica en su astucia para convertir a sus actores en cómplices de sus propuestas.

      En el cine de Espinosa son los actores los que tirando de su carisma, su talento, su eficacia y su gancho ante la cámara, le ayudan a reforzar unos personajes e historias que suelen pecar de ser demasiado esquemáticos y autocomplacientes y poco inclinados a sorprender más allá de las fórmulas, aunque en cualquiera de los títulos citados más arriba, y también en Morbius, todas sus propuestas cinematográficas acierten a armarse desde el principio de una colección de rasgos peculiares que las revisten de cierto carácter exótico, contribuyendo así a dotarlas con cierto atisbo de personalidad diferenciadora frente a otras películas de su misma clase o categoría.

      En el caso de Morbius el mejor aliado del director es el tándem formado por Jared Leto como protagonista y Matt Smith como antagonista, operando personajes que en algunos rasgos recuerdan a los dioscuros Cástor y Pólux de la mitología griega, siendo la grave enfermedad que comparten, y no la bella Leda, la madre que les aporta el vínculo fraternal, mientras la inmortalidad, o en su caso la superación de dicha enfermedad, se constituye en aquello que paradójicamente acabe separándolos una vez roto ese vínculo de la enfermedad-madre.

      Partiendo de esa relación de protagonismo y antagonismo, Morbius se construye de forma más sólida y es más entretenida, resolutiva y coherente que Veneno y Veneno: Habrá matanza. Plantea además una curiosa fusión de las estrategias del cine de superhéroes con algunos estilemas propios del cine de terror. Rinde homenaje al terror a través de guiños como el nombre del barco en el que “nace” el vampiro, que recuerda a F.W. Murnau, director del clásico de las pesadillas del cine germano de la república de Weimar, Nosferatu, o la propia peripecia en alta mar del vampiro que recuerda el viaje de Drácula en el barco Demeter en la novela de Bram Stoker. Y adapta el concepto de historia de orígenes del subgénero de superhéroes así como la mezcla en el mismo de elementos de fantasía, ciencia ficción y aventura, tomando prestado el argumento del “mad doctor” como pretexto argumental para coquetear con pinceladas del horror gótico entre las cuales destaca la seducción de la sombra y el monstruo primario que desata los deseos depredadores del inconsciente.

      Construye así una fábula noctámbula urbanita resuelta de forma competente como entretenimiento que no obstante abre en su desenlace guiños y puertas a posibilidades futuras de desarrollo, como el destino de la doctora Bancroft, la alusión a Veneno en un diálogo o el huevo de pascua protagonizado por un icónico personaje de Spiderman, que significativamente por sí mismas exhiben en tiempo récord todo el riesgo que Espinosa prefiere no incorporar en el resto del metraje, y precisamente por ello son más estimulantes que algunas de las fases de la propia película, ceñidas a la necesidad de hacer avanzar la historia en lugar de dejarse llevar por el reto de la posibilidad de sorprendernos.

      Morbius se desenvuelve así correctamente como entretenimiento sin riesgo y en general es visualmente fiel a lo más esencial al diseño del personaje en el cómic, además de plantear un sólido punto de partida para el mismo en el cine como argumento de orígenes, pero tanto el personaje como la versión del mismo de Jared Leto merecen la oportunidad de desatarse y correr más riesgos de los que han afrontado en esta cautelosa versión del vampiro viviente de Marvel.  

Miguel Juan Payán

                                             

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

Morbius ★★★

 

Add to Flipboard Magazine.

COMPRA TU ENTRADA

©accioncine

Morbius ★★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}.

Deja tu comentario

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos