fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
30.8 C
Madrid
miércoles, julio 24, 2024
PUBLICIDAD

Take Shelter ****

Take Shelter ****

 

 

Un viaje a la locura, desde los ojos de un profeta. Take Shelter es la segunda película como director de Jeff Nichols y, sin duda alguna, no dejará a nadie indiferente. Lo que cuenta y como lo cuenta está a caballo entre el drama y el thriller apocalíptico, como si de una mezcla entre John Carpenter y Terrence Malick se tratase, perfecta para ver en compañía de Melancolía, película con la que guarda algunas similitudes. Todo ello para narrar el descenso a los infiernos de un hombre, lo que le lleva de la locura más terrible a la cordura más absoluta, cuando uno se convierte en un profeta capaz de ver cosas donde los demás no pueden ver.

La historia nos lleva de la mano de un padre de familia, amante, abnegado y trabajador. No se trata de un loco ni de un tarado. Es un tipo normal, cariñoso, dulce con su hija sordomuda, perfecto padre y marido, que empieza a tener unas terribles visiones y sueños sobre lo que podría considerarse el inicio del fin del mundo, con bandadas de pájaros muriendo y una tormenta de aguas turbias que promete arrasarlo todo. ¿locura o premonición? El hecho de que en su familia los problemas mentales sean una realidad, no ayuda a tomar una clara decisión al respecto a nadie, ni a los personajes ni al espectador.

Pero esto no es El Día de Mañana o 2012. Aquí el presupuesto es mínimo, lo que quiere decir que la historia la mueven los personajes, no los efectos especiales, y que cuando estos aparecen es para aportar algo fundamental a la trama. El resto es una historia conmovedora, terrible, a veces terrorífica, a veces profética, narrada con una elegancia sublime, que recuerda muchas veces al mencionado Carpenter. Una película pausada, tranquila, sugerente, nunca extrema, sobre un hombre que, dudoso de su locura, decide arriesgarlo todo, familia, amigos, trabajo, para construir un refugio en el que salvar a los suyos.

El ritmo pausado tirará a muchos de espaldas, es cierto, lo mismo que su duración excesiva, pero es imposible no sentirse ligado al personaje central, soberbiamente interpretado por Michael Shannon, y muy bien secundado por Jessica Chastain, la nueva reina del cine independiente o de autor. Con momentos de una fuerza imborrable, como la pelea en la cena, los sueños, la charla con la madre o, cómo no, el final, que convierte todo lo visto en las dos horas anteriores en una gran película.

Cine grande hecho con medios pequeños. Cine que se te queda grabado durante días después de ver la película. Cine diferente a lo que habitualmente llega a nuestras pantallas. Estimulante, diferente y perfecto para los tiempos que corren, como perfecta analogía del mundo pre-apocalíptico en el que vivimos. Pese a sus defectos, su elegancia, su perfecta puesta en escena y sus contenidas interpretaciones nos dan una muestra de talento magnífica, a caballo entre el terror y el drama. Una de esas películas que merece la pena no perderse.

Jesús Usero.

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos