AccionCine tu revista de cine y series
10.6 C
Madrid
miércoles, noviembre 30, 2022
PUBLICIDAD

10 Motivos para ver The Originals

10 Motivos para ver The Originals

Ha sido uno de los estrenos más esperados en televisión este otoño en Estados Unidos, y apenas queda nada para que podamos seguirla en España a través de TNT, con el estreno previsto para febrero junto a la nueva temporada de Crónicas Vampíricas. Pero, por algún motivo, la serie tiene un plus que no tiene su hermana mayor. Algo que la hace diferente a muchos productos y por lo que merece la pena que le echemos un vistazo. Es más, podríamos decir que es superior a Crónicas Vampíricas en muchos sentidos. ¿Por qué no repasamos 10 motivos para ver The Originals?

1.- Nueva Orleans

Aunque la serie esté rodada en Georgia, como su hermana mayor, hay un enorme trabajo detrás de las cámaras para captar el aire de Nueva Orleans, con sus calles y sobre todo, su barrio francés, pero también para acercarse a las plantaciones o a los interiores de las casas, de las tiendas. Puede caer en el tópico, pero ante todo aprovecha un lugar siempre lleno de mitología y magia desde tiempos ancestrales, y eso se agradece. Vampiros, brujas y hombres lobo en Nueva Orleans, no hay un mejor marco para la serie.

 

2.- Joseph Morgan, es decir, Niklaus Mikaleson

Si hay un motivo para ver The Originals que éste sea poner al frente a un villano como el interpretado por Joseph Morgan. El híbrido original, mezcla de hombre lobo y vampiro, con mil años de mala leche y rencor acumulados, llega a Nueva Orleans y sabemos perfectamente que no viene a hacer amigos. Un personaje envidioso, egoísta, rencoroso, traicionero y por todo ello, el más interesante de todos. Nadie tiene que decirnos que es el malo, lo sabemos. Pero además es el protagonista. Sin paños calientes. Sin medias tintas. Aquí venimos a apoyar al villano y sus maquinaciones. Porque nunca sabemos qué es lo que va a hacer a continuación.

 

3.- Efecto fandom

Sí, puede que en Estados Unidos la serie más vista sea NCIS. Pero pocas tienen el impacto fandom a nivel mundial que tienen las series estrella de The CW como Crónicas Vampíricas, Arrow o The Originals. Y por algo será que es seguida por millones de personas en todo el mundo. No sólo seguida, sino con clubs de fans que superan a los de cualquier serie con más presupuesto y más audiencia en su país de origen. En el caso de The Originals, la comunidad de Crónicas Vampíricas ha abrazado la serie como suya y no piensa dejarla desaparecer de buenas a primeras.

 

4.- Daniel Gillies, es decir, Elijah Mikaelson

O el hermano bueno. No importa lo bien que nos caiga Klaus, sin Elijah, la brújula moral de la serie, el resto estaría perdido. Siempre nos encontramos apoyando al personaje, pese a que tampoco sea precisamente un santo. Sólo hay que ver cómo resuelve los asuntos que atañen a su familia cuando alguien intenta hacerles daño. Tan salvaje como pueda ser el propio Niklaus, pero con la imposible misión de redimir a su hermano. El vampiro original tiene mucho que decir en la serie y las suyas pueden ser las relaciones más interesantes de la misma.

 

5.- Danielle Campbell (Davina)

El gran hallazgo de la nueva serie ha sido la joven actriz Danielle Campbell que da vida a la bruja Davina. O lo que es lo mismo, un ser extremadamente poderoso de apenas 16 años y que es un polvorín a punto de estallar. Manipulada por todos, o al menos lo intentan, con un tornillo algo suelto y un odio enorme por su propio clan (sus motivos tiene), la imagen de la inocencia convertida en arma arrojadiza, capaz de enfrentarse a un Original, incluso al propio Niklaus, sin despeinarse. Como darle un tanque a un niño. Y por eso nos gusta tanto.

 

6.- Historias de amor… las justas.

Seamos honestos, el mayor debe de Crónicas Vampíricas era que se pasaban demasiado tiempo amor arriba, amor abajo, buscando su media naranja. Y aquí eso lo han suavizado de forma considerable. Hay romance, como no podía ser de otro modo, pero muchas veces tiene un tinte más sexual y animal, más perverso o menos inocente. Y no es el núcleo de una trama que siempre se esfuerza en centrarse en los desvaríos de poder y las traiciones de unos y otros. También tiene más y mejores personajes femeninos que Crónicas Vampíricas, y eso se nota. Vamos, que es menos babas.

 

7.- Traciones, venganzas y acción.

Todo personaje en The Originals tiene dobles intenciones, nadie es lo que termina de parecer o aparentar y todos pretenden sacar beneficio del asunto. Aunque el centro de la historia sea la familia, la redención de la misma y su unión ante las adversidades (una unión enfermiza a veces y muy improbable), nadie pierde la oportunidad de mover pieza para sacar partido y ventaja al rival. Lo que nos deja a veces como mucha sangre, muchos cuerpos y algunas escenas de acción sorprendentes, inesperadas y muy apreciadas. Sobre todo si incluyen a los Originales (Klaus es una bestia parda, en serio).

 

8.- A nadie le amarga un dulce…

Con esto llegamos a un reparto en el que no hay nadie feo, como en Crónicas Vampíricas. O al menos nadie entre los jóvenes. Y ya sea por parte de las féminas que puedan recrearse con los antes mencionados o con Charles Michael Davis o alguno de los secundarios, o por parte de los chicos, que tenemos a Claire Holt, Phoebe Tonkin y Leah Pipes además de a Davina. No es el motivo principal, pero la verdad es que ayuda bastante…

 

9.- Siniestra a bocados.

Ya el hecho de que los personajes centrales sean los miembros de la familia Mikaelson nos lleva por un camino distinto, más oscuro y tenebroso, que el de Crónicas Vampíricas. El trato entre humanos y vampiros en Nueva Orleans permite la caza de turistas y su muerte siempre que eso no afecte a la economía de la ciudad. Aquí nadie anda buscando excusas para matar a alguien, cualquiera puede ser víctima y no pasa episodio en el que no haya una escabechina en alguna de las facciones, sean humanos, hombres lobo, vampiros o brujas. No tienen tantos miramientos a la hora de matar, torturar o hacer sangrar al enemigo.

 

10.- No es Crepúsculo… y si te gusta Crónicas Vampíricas te gustará.

No, esto no es Crepúsculo. Aquí hay menos llantos por amores imposibles, menos babas, como es costumbre en la franquicia, y, aunque mantiene el estilo de su hermana mayor, la serie supone dar un paso adelante en términos de madurez, oscuridad y personajes. Más carismáticos, más peligrosos y más volátiles. Si Damon era lo mejor de Crónicas con diferencia, aquí uno lo tiene más difícil para elegir, aunque Klaus siga siendo el rey. Y sigue estando en las antípodas de Crepúsculo, en parte por el buen hacer de Julie Plec (sin Kevin Williamson en esta ocasión) al mando de la serie y de sus guiones.

 

Jesús Usero

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK


Deja tu comentario

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos