AccionCine tu revista de cine y series
8.5 C
Madrid
martes, febrero 7, 2023
PUBLICIDAD

COMO LOS DEMÁS: Cine francés reivindicativo…

Comme les autres (2007)

Un poquito de cine francés para el blog. Comme les Autres es un drama reivindicativo que se sirve de las más destacadas virtudes de la cinematografía del país galo para abogar por la defensa de determinadas causas relacionadas con el mundo homosexual, básicamente la adopción de niños. La principal baza que juega el debutante Vincent Garenq es recurrir a todo aquello que dio lustre al magnífico cine que los franceses han producido desde la mítica Nouvelle Vague: excelente dirección de actores, sobriedad en el ritmo narrativo, y una historia bien construída, bien desarrollada a través de un guión que apuesta por el realismo y la tozudez argumental.

Como sus maestros Truffaut, Godard o Rohmer, Garenq pone la cámara en unos personajes marcados fuertemente por las circunstancias que les ha tocado vivir: Emmanuel y Philippe son una pareja aparentemente feliz, cuya plácida existencia se ve alterada por el deseo del primero de ser padre. Con semejante premisa argumental, el director y guionista tiene chicha suficiente para desarrollar una trama interesante, con esa pareja gay que se enfrenta a un doble y contundente desafío: adoptar a un niño en un país que todavía no ha regulado ese tipo de adopciones, y hacerlo con el enorme problema que supone el hecho de que uno de los miembros de la pareja no está por la labor. Tenemos conflicto de los gordos, y, en el primero de ellos, el cineasta toma partido a favor de una causa que, me temo, tardará en ser reconocida en buena parte de las sociedades más cercanas a la nuestra.

como-los-demas-2

Emmanuel está interpretado por el competente Lambert Wilson, un rostro que sonará a muchos por su sólida carrera internacional, que le llevó en su día a participar en proyectos del calibre de Matrix Reloaded, Matrix Revolutions, Timeline o Sahara. Wilson está espléndido en un difícil papel, el de un pediatra que ha de lidiar cada día en su trabajo con ese instinto paternal que su compañero no ve con buenos ojos. Cada niño que acude a su consulta es visto por su personaje como un caramelo que le hace pensar en la hipotética felicidad que le otorgaría la condición de padre. La película pone el dedo en esa llaga que se clava sin remisión en los cuerpos de unos seres que ven cómo su condición sexual les impide desarrollar una faceta inherente a la condición humana. Emmanuel no puede ser padre porque es gay, a pesar de que él más que nadie conoce su competencia en la materia, fruto de su profesión.

Su persistencia le llevará a abandonar a su pareja Philippe, un abogado que reniega de la posibilidad de adoptar a un hijo, y a “contratar” a Fina como madre de alquiler, una emigrante colombiana a quien conoce tras un incidente con su coche. Fina está interpretada por uno de nuestros jóvenes valores, la espléndida Pilar López de Ayala, que demuestra ser capaz de manejarse en cualquier idioma.

5

Como era de esperar, el personaje de Fina añade múltiples conflictos a la ya complicada vida de Emmanuel, en especial cuando sus sentimientos hacia él le hacen soñar con una vida en común. La película no da tregua en el drama vivido por unos personajes incapaces de alcanzar la felicidad plena, la que teóricamente se obtiene cuando se es capaz de ser correspondido en el amor y en la posibilidad de engendrar.

Comme les Autres funciona perfectamente como claro ejemplo del buen hacer de nuestros vecinos franceses en los aspectos básicos y primarios del oficio del cine. Cuentan con unos actores de lo más solventes (aunque aquí les prestemos a nuestra Pilar López de Ayala) que se adaptan como un guante a unos personajes magníficamente escritos, que protagonizan una historia muy bien construída. Y ya se sabe que si hay guión y buenos intérpretes, no hay director incapaz de rodar una mala película, aunque toda su experiencia y carrera se haya desarrollado en el ámbito de la ficción televisiva, como en el caso de Vincent Garenq.

La película transcurre sin dejar de lado las reivindicaciones propias de la condición de homosexual de los protagonistas. Cuestiones como la conveniencia de “salir del armario” en determinados ámbitos (Philippe no se atreve a manifestarse en su condición de prestigioso abogado) y, por supuesto, las enormes trabas impuestas a la hora de adoptar, que llevan a Emmanuel a hacerse pasar por heterosexual soltero para tener alguna opción de lograrlo, están claramente presentes, buscando sin duda remover conciencias y llevar a la reflexión.

Escéptico soy yo ante semejantes retos de la comunidad homosexual. Lejos veo yo el día en el que gays y lesbianas alcancen esa plenitud de derechos en todo el mundo, a pesar de los grandes e inequívocos avances que se han producido, por ejemplo, en nuestro país. Pero más allá de debates y posiciones ideológicas, Comme les Autres, estrenada en España con escasa relevancia el pasado 12 de diciembre de 2008, es una estupenda película, bien escrita, bien dirigida y, sobre todo, muy bien interpretada, que merece ser vista, como tantas y tantas buenas películas de nuestros vecinos franceses, tan chauvinistas pero tan cuidadosos con su cine.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos