fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
19.8 C
Madrid
miércoles, mayo 22, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Abigail ★★★ (2024)

Crítica Abigail película dirigida por Matt Bettinelli-Olpin, Tyler Gillett con Melissa Barrera, Dan Stevens, Alisha Weir, Kathryn Newton

Cruce de terror e intriga con mejor comienzo que desenlace.

De qué va Abigail

Un grupo de profesionales es reclutado para secuestrar a una niña con la intención de pedir un rescate, pero nada es lo que parece.

Crítica Abigail

El secuestro de una niña que se convierte en una historia de terror inesperada en interior sirve como argumento para una propuesta argumental que parece nacida de la idea de explotar las posibilidades de un personaje femenino secundario de Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994) para llevarlo al territorio de la parodia, pero sin llegar a desarrollar plenamente ésta última.

Explotando tópicos para entretener

Siguiendo la pista a la fusión de géneros que es la panacea del cine de comercial de nuestros días para camuflar la falta de originalidad y talento, los creadores de esta película tiran de una fórmula que podría encontrar a una de sus mejores representantes en es clásico menor del cine popular que es Abierto hasta el amanecer (Robert Rodriguez, 1996), y consiguen mantenernos entretenidos durante un metraje ligeramente superior a lo que necesita la anécdota argumental de la película.

Inicialmente Abigail consigue mantenerse viva en base a un festival de lugares comunes que busca ganarse el respaldo del espectador subrayando su intencionalidad de ser producto de entretenimiento sin más aspiraciones que proporcionarnos un rato de rencuentro con claves ya más que conocidas pero que siguen funcionando con eficacia para pasar el rato mirando una película.

Crítica Abigail

La autoparodia que asoma las orejas en varios momentos en los diálogos y en algunas imágenes sirve como compensación por el abuso de situaciones comunes en toda la película. Por ejemplo, lo mejor de Abigail es la niña, como indica y reconoce el propio póster de la película, especialmente desde el momento en que se pone el traje de bailarina. Se convierte entonces en un chiste visual muy propio de las películas de terror de serie B que tiran por el camino de lo gamberro cruzado con los momentos gore para construir una fiesta de celebración de la autoparodia ye l exceso, abriéndose hueco como icónicas representantes del género.

Lástima que no acierten a sacarle más partido en la segunda parte de la película, en la que el guion parece conformarse con lo ya propuesto sin avanzar mucho más en el desarrollo de la premisa. Justo lo contrario de lo que ocurría con otra muestra de este mismo tipo de propuesta del género, No respires (Fede Álvarez, 2016), con la que Abigail tiene puntos en común.

Flaquea en el tercer acto

En su arranque y aproximadamente hasta su mitad, la película funciona siempre sabiendo y reconociendo su propia naturaleza como cine de evasión y entretenimiento e incluso explotando su falta de originalidad combinada con un guion aseado si bien poco sorprendente y bastante previsible. Pero empieza a perder gas en el momento en que pasa de la clave de intriga al terror, dando lugar más a un cruce oportunista y ventajista de géneros más que a una fusión sólida de estilos.

Y es ahí donde no acaba de despegar y se acomoda en dar más de lo mismo entrando en un bucle de secuencias de carrera, persecución, ataques sangrientos y paseos por la mansión en la que se desarrolla la trama que acaban produciendo cierto agotamiento innecesario.

Crítica Abigail

La fábula de partida no da para tanto metraje, a menos que tuviera un giro más contundente con incorporación de otros personajes que se promete como amenaza latente y habría entrado bien como refresco y refuerzo de un tercer acto demasiado repetitivo y encerrado en lo que ya se nos había contado. Supongo que el presupuesto tampoco daba para completar el círculo iniciado en principio cerrándolo con una buena secuencia de acción de más despliegue de la que nos ofrece. En todo caso, ese tercer acto también está pidiendo a grito más niña bailarina y con más desarrollo del personaje, y algo menos de tópico en las decisiones de los personajes y los giros supuestamente sorpresivos que no lo son.

Te gustará si te gustó…

Imaginen un cruce de No respires (Fede Álvarez, 2016) con M3GAN (Gerard Johnstone, 2022),

                                                              Miguel Juan Payán

Copyright 2024 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp o Telegram para recibir las noticias en tu móvil o únete al grupo AccionCine de Telegram para conversar de cine y hacer amigos. 

2013 2018 accion analisis anime Avatar avengers Batman bluray cartelera Christopher Nolan cine criticas crítica Deadpool disney entrevista españa estreno James Cameron juego de tronos manga marvel Netflix opinion pelicula poster remake review Revista secuela Series Tv Spiderman Star Wars Sylvester Stallone taquilla taquillas The Batman Tom Cruise Trailer vengadores Vengadores: Endgame video videocritica zack snyder

noreadigital

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos