fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
22.2 C
Madrid
domingo, abril 21, 2024
PUBLICIDAD

Crítica El exorcista del Papa ★★½ (2023)

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica El exorcista del Papa película dirigida por Julius Avery con Russell Crowe, Alex Essoe, Daniel Zovatto

Russell Crowe se convierte en lo más interesante de una floja película de terror.

Quizá estamos demasiado habituados a las películas de exorcismos, aunque no sea un subgénero dentro del cine de terror excesivamente explotado, pero sí es cierto que las historias o la forma de contarlas se acaban pareciendo demasiado unas a otras. Todas quieren ser El Exorcista, o hacernos olvidar aquella, pero ninguna lo consigue en realidad. Y, quizá, si optasen por otro camino, por encontrar su propia personalidad, por buscar otros referentes, lograrían sorprender al espectador. Como lo hizo El Rito en su momento, película que tiene el mismo guionista que ésta, Michael Petroni, y que resultaba más interesante que la misma al tomar todo el asunto desde un punto de vista casi científico, alejado, hasta sus últimos momentos, del espíritu de Hollywood. Aquí, en cambio, la idea es buena, pero desde el inicio estamos ante una producción llena de los tópicos de la industria.

El padre Gabriel Amorth es el principal exorcista del Papa, lo que le lleva a enfrentarse a casos en todo el mundo, la mayoría de los cuales (alrededor del 98% nos dicen en la película), son en realidad problemas psicológicos, algún tipo de desorden, y no un verdadero exorcismo. Pero el problema real es ese 2% restante, donde reside el auténtico mal.

El Papa ordena a Gabriel acudir a España, donde un niño ha comenzado a manifestar preocupantes síntomas y puede haber sido poseído por un demonio. Esto afecta a una familia norteamericana que ha perdido al padre recientemente, y busca una nueva vida en nuestro país. Y a partir de ese momento, el guión repite todos los tópicos habidos y por haber del género, sin aportar siquiera una sucesión de sustos para impactar al espectador. Lo que asusta entonces es lo cuesta arriba que se hace la película.

Crítica El exorcista del Papa

Para soportarla tenemos sin duda la figura del propio padre Amorth, quien inicialmente propone algunas ideas muy curiosas sobre los exorcismos, y quien además está interpretado por Russell Crowe, quien parece disfrutar del personaje y hace que funcione en todo momento. El acento, los cambios de lenguaje… no importa lo que le echen al actor, él se lo lleva por delante con elegancia y mucho talento, lo que hace que la película se convierta en un tour de forcé entre un guión flojo y un enorme actor. Además hay un intento porque la película tenga actores españoles (menos con el padre coprotagonista de la historia), para darle realismo a la historia. Incluso el coche en el que viaja la familia al inicio de la película tiene matrícula de Segovia, consistente con la época en la que está ambientada la película, a mediados de los años ochenta.

Pero no es suficiente. Primero porque acto seguido de intentar mostrarnos un reparto español como secundarios y extras, la película nos muestra un paraje que es cualquier cosa menos de Castilla. Y que no acompaña a la trama que nos han impuesto. Tampoco ayuda el trabajo de un Julius Avery, director de la película, que no sabe dar vida propia al asunto y sólo logra ofrecer más de lo mismo. Hay momentos interesantes, como la habitación oculta, pero en otras ocasiones la película produce risa involuntaria, como cuando el personaje se enfrenta al fantasma de esa mujer, o directamente los últimos 10 minutos. El Exorcista del Papa peca de previsible la mayor parte del tiempo, y de carente de personalidad, y sólo cuenta con la presencia de Crowe para animar la fiesta, algo insuficiente, sobre todo cuando en lugar de miedo produce sonrojo. Algo que la memoria de Gabriel Amorth seguro no merecía.

Jesús Usero

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

2 COMENTARIOS

  1. Esta película es una aberración a los ojos de cualquiera que le guste ver una sesión de exorcismo. Otra película donde las posesiones son demasiado estrambóticas y no aportan más que desinterés al espectador. Lo único salvable de esta película es la actuación de Russell como el padre Amorth. Amén.

  2. Esta película es un despropósito en cuanto al tema de exorcismos se refiere. Un frenesí de posesiones estrambóticas y que nada aportan al hilo de la película. Solamente dos cosas son reseñables:
    a) La simbología utilizada y el pasado oscuro de la Iglesia y,
    b) La actuación de Russell como el padre Amorth, dando un toque humorístico al hilo de la película que bastante bien le viene, todo sea dicho.
    En cualquier caso, no pasará a la historia como la mejor película de exorcismos. Amén.

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos