fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
9 C
Madrid
viernes, febrero 23, 2024
PUBLICIDAD

Crítica El silencio de la ciudad blanca ★★★

Crítica El silencio de la ciudad blanca ★★★

Crítica de la película El silencio de la ciudad blanca

Daniel Calparsoro diseña con brillantez la adecuada atmósfera tenebrosa que requiere el filme, pero naufraga cuando intenta dotarla de un aura mucho más inquietante de lo que permite el guion.

Tras la adaptación de El guardián invisible, ahora le toca el turno a la primera entrega de la trilogía creada por Eva García Sáenz de Urturi: un relato de asesinatos rituales y salvajes, que transcurre en Vitoria Gasteiz. No resulta baladí comparar la versión cinematográfica de El guardián invisible con esta historia dirigida por Daniel Calparsoro; ya que ambas siguen una pauta más o menos coincidente, que tiene en el folclore autóctono su piedra angular.

La trama de El silencio de la ciudad blanca recrea la investigación llevada a cabo por Unai y su compañera Estíbaliz, para dar con el responsable de una serie de crímenes esotéricos que asolan la urbe de la Virgen Blanca. Estos asesinatos tienen por víctimas a parejas de distinto sexo, cuyos componentes acreditan la misma edad. Los elegidos llevan un intervalo ascendente de cinco años, y los nuevos cadáveres suponen el regreso de una serie de homicidios ocurridos veinte años atrás. De hecho, el encarcelado entonces (un misterioso escritor de familia rica) está a punto de ser puesto en libertad. Unai se encuentra perdido, y el asunto no mejora con la llegada de su nueva jefa: la subcomisaria Blanca.

Crítica El silencio de la ciudad blanca ★★★

Poco a poco, el entramado de las pesquisas detectivescas lleva a los agentes a un abismo de inusitadas consecuencias, que marcan de manera irremediable la rutina del protagonista y de los que se encuentran a su alrededor.

Daniel Calparsoro aprovecha con brillantez el escenario en el que transcurre el argumento, para potenciar el elemento de misterio que transmiten sus paisajes oscuros. A la vez, consigue introducir con coherencia y desasosiego las leyendas del lugar en la evolución de la trama. Sin embargo, la escenificación de los acontecimientos es un tanto confusa, y presenta demasiados flecos sin resolver.

El cineasta de Cien años de perdón echa mano de muchos de los elementos aparecidos anteriormente en filmes de similar factura, tales como El silencio de los corderos y Los ríos de color púrpura; lo que resta originalidad a la película, y la introduce en una espiral poco sorprendente.

Pese a plantear de forma eficaz el caso que los protagonistas deben esclarecer, las virtudes iniciales de la movie quedan lastradas por la opacidad de la que hacen gala muchos de los roles que aparecen en la cinta (incluido el del serio y granítico Unai). Esta desafección se traslada al argumento, y genera una serie de desconexiones poco halagüeñas, con respecto a las situaciones planteadas.

Calparsoro pierde progresivamente la baza de asustar a los espectadores, conforme se acerca el desenlace de la cinta; y esto sume la acción en una serie de carreras de fondo con escaso interés dramático. Un mal que también afecta a los actores, cuyas interpretaciones parecen como troceadas a nivel sentimental, sin llegar a abrirse en ningún momento.

Por todo lo señalado, El silencio de la ciudad blanca se resiente de un guion demasiado artificial, al que se le notan bastante los defectos frente a su imposibilidad para mantener el sobresalto que prometía desde sus primeras secuencias.

Jesús Martín

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Crítica El silencio de la ciudad blanca ★★★

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Jesús Martín
Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos