fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
27.2 C
Madrid
sábado, junio 22, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Jojo Rabbit ★★★★

Crítica Jojo Rabbit ★★★★

Crítica de la película Jojo Rabbit

Sátira, comedia negra y metáfora sobre nuestra sociedad se dan la mano en esta revisión de los últimos días del nazismo.

Cualquiera que nos siga en nuestros diversos medios, ya sea esta web, la revista o las redes sociales, sabrá que no le tenemos, o no le tengo, precisamente un cariño especial a Taika Waititi, director de Jojo Rabbit. Pese a que Thor Ragnarok me parece muy buena película, no me gusta en absoluto, y su tono humorístico no es lo que buscaba en una película de ese personaje. Sin embargo sus trabajos lejos de Marvel son fascinantes y Jojo Rabbit se suma a esa lista de películas inclasificables y únicas, aportando una mirada ácida y bastante negra al nazismo y a la figura de Adolf Hitler, interpretado por el propio Waititi.

La película nos cuenta cómo en los últimos días de la Alemania nazi, cuando perdían la guerra, un niño llamado Jojo es ferviente seguidor de Hitler, con quien tiene charlas imaginarias de lo más delirante. Pero cuando descubra que su madre esconde a una chica judía detrás de las paredes de su casa, todo lo que creía saber sobre su mundo y sobre los judíos, sobre Hitler sobre el nazismo, empieza a tambalearse. Y el joven descubre que no sabe nada y que tiene mucho, mucho que aprender. Junto al niño Roman Griffin Davis y a Waititi, encontramos un reparto lleno de rostros nuevos muy interesantes, como Thomasin McKenzie como Elsa, la adolescente judía refugiada en casa de Jojo, o Archie Yates, su mejor amigo, y otros más que conocidos como Sam Rockwell, Stephen Merchant, Alfie Allen, Rebel Wilson o Scarlett Johansson.

Crítica Jojo Rabbit ★★★★

El relato tiene un humor tan descabellado como negro en muchos momentos. Imagino que si alguien quiere ofenderse encontrará mil y un motivos para ofenderse con la película, que es una sátira contra el nazismo, pero que para ser más efectiva se toma a broma todo lo que rodeaba al mismo. Desde el adoctrinamiento a los campos de concentración, la guerra, la violencia o las ejecuciones de disidentes, por poner algunos ejemplos. Pero, sobre todo, la figura de Hitler, que existe sólo en la cabeza de Jojo como un amigo imaginario, con el que vive aventuras y tiene diálogos infantiles, como cualquier niño de 10 años.

Es un humor ofensivo, puede, pero no es malo que lo sea. Porque sirve para ridiculizar una de las mayores lacras de la humanidad, para marcar el sinsentido de la intolerancia, el racismo, la xenofobia y la guerra. Pero, además, la película sabe dar un giro dramático en su último tercio para ser contundente como un mazazo. Para mostrarnos las consecuencias reales de todo lo que Jojo vive. Para destrozar al espectador sin sentimentalismos (ojo al detalle de anudarse los zapatos), y para elevar un canto a la amistad y la lealtad, a través de la historia de Jojo y Elsa, pero no exclusivamente de ellos dos. Con personalidad y mucho humor, aunque con un par de parones en el ritmo muy considerables (hay un par de momentos que parece que estamos ante una colección de sketches, no una película). Son los únicos pegos a una película más que interesante y divertida.

Jesús Usero

 

 

Add to Flipboard Magazine.

 

COMPRA TU ENTRADA

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

Crítica Jojo Rabbit ★★★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos