fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
23.8 C
Madrid
domingo, julio 21, 2024
PUBLICIDAD

Crítica La Bala de Dios ★★ (2023)

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica La Bala de Dios película dirigida por Nick Cassavetes con Nikolaj Coster-Waldau, Jamie Foxx

Nick Cassavetes hace un intento de importante novela negra sobre el satanismo y la violencia escondida en la Ámerica profunda, pero el extenuante metraje plagado de mediocridad desemboca en un aburrimiento fatal.

De que va La Bala de Dios

Cuando una secta satánica mata a la ex-mujer y secuestra a la hija del manso agente de policía Bob Hightower (Nikolaj Coster-Waldau), este deberá recurrir a una antigua víctima, una joven (Maica Monroe) evidentemente dañada por lo vivido pero decidida a buscar venganza, para que le ayude a encontrar a los responsables. El viaje requerirá que Bob se sumerja en un mundo macabro de violencia y muerte.

Crítica La Bala de Dios

Que el hijo de los inconmensurables John Cassavetes y Gena Rowlands había decidido evitar las huellas de sus progenitores era algo que ya había quedado claro cuando la lágrima se convirtió en su marca personal con John Q (2002) y, sobretodo, El diario de Noa (2004). En ese momento, Nick Cassavetes se encontraba en la cresta de ola del melodrama barato post y peri adolescente capaz de inundar la taquilla y funcionar con el boca-oreja, de modo que sorprendió a propios y extraños que de pronto le arrebatase un espíritu autoral cargado de violencia, casi como si comprendiese de pronto el apellido que llevaba a cuestas, y se embarcase en la muy rescatable Alpha Dog (2006), una especie de heredera tonal de la obra de Ken Park a la vez que buscaba codearse en los ámbitos suburbiales de drogas de 8 Millas (2002) y Memorias de Queens (2006). La duda estaba servida. ¿Teníamos ante nosotros a un funcionario de estudio o realmente estaba cogiendo impulso para mostrar su propia voz?. Da lo mismo, pues su fracaso comercial (a pesar del rescate que tuvo en círculos de vídeoclub) le condenó a recuperar su condición de pelele del dramón y dejar apartado el ojo sobre la violencia soterrada de USA.

Casi diez años después de su última piltrafa de título nauseabundo, No hay dos sin tres (2014), Cassavetes Jr. regresa con lo que pintaba una redención personal en toda regla. Historia de venganza con guión propio y alrededor de una secta satánica, Jaimie Foxx a la producción y con cameo jugoso, el carisma innegable de Nikolaj Coster Waldau (nuestro querido Jaimie Lannister) y el tiempo de reflexión hacia la madurez necesario para llevarla a cabo. El problema, y ahora parece mas claro que nunca, es que en realidad Nick nunca ha poseído una mirada única que le guiase. A principios de siglo se sumó al cine descarnado sobre la juventud americana y la providencia (también llamada Anton Yelchin, Emile Hirsch, Olivia Wilde y Bruce Willis, entre otros..) le ayudó a conformar un producto admirable. Ahora su espejo parece ser el cine de S. Craig Zahler y su devoción por aunar la serie B con amplísimos relatos de adulta negrura, ya sean western, carcelario o policiaco; pero el resultado dista una galaxia de la obra del director canadiense.

Nikolaj Coster-Waldau
Nikolaj Coster-Waldau

La bala de Dios es larga. Es muy larga. Demasiado para lo que ofrece. Uno puede atreverse a hablar con grandeza y cocinar la narrativa cuando tiene de verdad algo que contar. Y no dudo de que en origen aquí hubiese una historia cruda y demencial sobre las bandas satánicas que campan a sus anchas por el medio oeste americano (en los créditos hablan de hechos reales), pero lo que queda de ellos es un acto de mediocridad, que no desastre, capaz de agotar al mas entregado.

El pobre Nikolaj Coster Waldau (que ya tuvo lo suyo con la horrorosa Domino de De palma), acompañado por una efectiva Maika Monroe, hace lo que puede durante el excesivo metraje plagado de clichés y planicie psicológica para hacer creíble su arco de policía ramplón reconvertido en el Liam Neeson de Venganza (2008), lo cual no sería baladí si la autoconsciencia se tradujese en delimitado festín. Cierto es que el gore  macabro aparece en momentos concretos y devuelve la curiosidad a un espectador anestesiado entre dramas paterno-filiales sobadísimos, corruptelas de telefilm (lo de Janury Jones no hay por donde cogerlo) y uno de esos amoríos petardos hasta la médula, pero asusta la ceguera con que se obvia que el interés principal crece alrededor de los satánicos locos comandados por Karl Glusman (Love, 2015) y cuando se abraza abiertamente el exploit desvergonzado (aunque este ofrecido casi siempre con un montaje obtuso extrañísimo), capaz de pasar por encima del manual de filosofía barata con el que nos regañan en los momentos íntimos, las estupideces supinas de las que hace gala al ponerse creativo o cuando no sabe ni como hacer avanzar la trama (momento serpiente en camioneta).

El desaguisado final, con inexplicables y atonales tropezones de denuncia y otros de extremidades rompiéndose, habla del intento fallido de querer abarcar mucho y apretar poco en casi todos los aspecto. Su mezcla de elementos nunca ayudan a entretejer el pretendido y magno retrato duro y seco de esa violencia puesta en pantalla, sino que se traduce en intermitencia funcional y desesperación con el reloj.

Si Cassavetes quiere seguir aportando algo tras la cámara mejor será que busque otros hilos que vuelvan a guiar sus manos, aunque le lleven a trazar dramedias de pañuelo en mano o cojín en la cabeza.

Te gustará si te gustó…

Idealmente aquí debería poder hablar de Dragged Across Concrete o Red State, pero queda mas cerca de los subproductos de acción y venganza del último Bruce Willis.

Miguel Ángel Espelosín

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Ángel Espelosin
Amante del audiovisual cultivado entre las páginas de Acción y coleccionista de físico. Con la mirada siempre puesta en el cine de festivales y autores

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos