fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
12.9 C
Madrid
martes, mayo 21, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Mavka guardiana del bosque ★★★★

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica Mavka guardiana del bosque película de animación dirigida por Aleksandra Ruban, Oleh Malamuzh

Visualmente brillante y argumentalmente previsible, pero con segunda lectura.

Argumentalmente Mavka, guardiana del bosque, maneja con singular habilidad los lugares comunes de la fantasía de aventuras con trasfondo romántico de amores imposibles de corte romeojulietesco entre arquetipos de héroe y heroína sometidos al rigor del enfrentamiento entre sus familias, clanes, o lugares de procedencia. Pero ese es su aporte más flojo y previsible dentro del amplio colchón que le otorga el ejercicio de la anécdota romántica infalible, siempre resultona, si bien que igualmente infalible en su recorrido por el viaje de los tópicos.

Lo que ocurre es que tras esa primera impresión de que te van a contar lo que te han contado mil veces, en un tono que, insisto, argumentalmente, no renuncia e incluso abraza de forma voluntariosa la repetición de los esquemas más básicos de las tramas fantásticas a cuya familia o grupo pertenece, la película esconde una segunda lectura no por ingenua menos resolutiva en lo que se refiere a su análisis y reflexión sobre la violencia y la guerra. Esta segunda lectura está inevitablemente presente en su concepción toda vez que la propia creación de la película fue interrumpida por la invasión rusa de Ucrania obligando a sus creadores a completar el proceso de animación en 3D en el extranjero.

Obviamente, en aras de la objetividad, esto no significa que tengamos que juzgar sus logros y resultados finales llevados por la simpatía o antipatía que alternativamente pueda suscitar nuestra particular opinión sobre ese conflicto. Pero dejando de lado la empatía o la antipatía que pueda generarnos las condiciones en que se ha desarrollado el proyecto y el país del que procede, me parece evidente que lo más justo para esta producción y sus creadores es valorarla al margen de todo eso. Y desde ese intento de ejercicio de objetividad difícil, si no imposible, yo tengo claro que me distancia de la película su aplicación de la fórmula previsible en el argumento tanto como me acercan a ella otros factores que juzgo de más peso a la hora de valorarla, toda vez que me parecen más definitorios de su personalidad y más importantes que la por otra parte imposible originalidad que pueda conseguir a estas alturas del viaje de nuestra especia una historia de amor imposible como la que nos plantea su argumento, por otra parte concebido para todos los públicos y quizá por ello, equivocadamente en mi opinión, orientado a la más básica simplicidad.

Crítica Mavka guardiana del bosque ★★★★

De manera que las cuatro estrellas con la que la califico obedecen a otros aspectos. El primero de ellos es el logro visual absolutamente envolvente que despliega en su uso del paisaje como un personaje más de la trama y un recurso de corte épico totalmente envolvente para el espectador. Aviso que es imprescindible, para disfrutarla plenamente, aprovechar la posibilidad de disfrutar esta película en pantalla grande, en cine, porque solo en ese marco brilla plenamente como cine de animación. Aquí el mensaje de “el cine en el cine” se hace doblemente válido.

El segundo de los motivos para esas cuatro estrellas es su capacidad para sobreponerse a las limitaciones que se autoimpone desde su concepto argumental al objeto de transmitirnos un aire de identidad propia más allá de los tópicos que por propia elección maneja desde su punto de partida.

Alrededor del romance, lo más previsible de su propuesta, que en todo caso está manejado con una cuidadosa dosificación para no convertirse en lastre, encontramos el discurso de corte ecologista de protección a la naturaleza, el respeto a los mayores, el deseo de eterna juventud asociado al egoísmo consumista de nuestros días (esa antagonista y sus posesiones, con esa metáfora demoledora de la ropa vieja colgada en el armario polvoriento), las mascotas simpáticas y/o gamberras, nos encontramos un despliegue de personajes secundarios que abren las puertas a una mitología y una cultura ajena a los códigos socioculturales dominantes en la animación estadounidense.

Finalmente, además de todo lo anterior, y mal que le pese a nuestro fallido intento inicial de objetividad a la hora de calificar la película, finalmente la propia realidad impone en la manera de mirar ese inquietante tercer acto de la película en el que la guerra estalla en el seno de la ficción amable y previsible de su primer acto, pasando por encima de todo lo demás para imponer dudas e inseguridad que se mantienen de forma imborrable en nuestra memoria incluso después de que un desenlace amable y previsible fracase, me atrevería a decir gloriosamente, a la hora de imponerse a la verdadera naturaleza e identidad de revulsivo que anida en el corazón de esta propuesta.

                                                              Miguel Juan Payán

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos