fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
27.2 C
Madrid
sábado, junio 22, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Rebel ★★★★ (2023)

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica Rebel película dirigida por Adil El Arbi y Bilall Fallah con Aboubakr Bensaihi, Amir El Arbi y Lubna Azabal

Oportuna y necesaria advertencia sobre los peligros del idealismo ingenuo.

Una cosa hace muy bien esta película: combinar lo que en principio parece difícil de combinar, asociar lo que podría ser difícil de asociar.

Por un lado, es un drama cotidiano intimista y urbanita. Tristemente es más cotidiano de lo que queremos saber. No solo en las calles de Bélgica, sino en las calles de cualquier país europeo. Y ese mundo cercano de cada día, esa normalidad que damos por sentado, se quiebra cuando la película nos traslada a un trepidante, sangriento, inquietante y absolutamente inmersivo viaje a la guerra de Siria.

Conviven esas dos realidades con total fluidez y muy buen ritmo en una idea común que viene a recordarnos que más allá de los límites de nuestra jaula de cristal, de nuestro falso refugio de supuesta realidad cotidiana menos previsible y controlada de lo que creemos, siguen proliferando los conflictos armados, y que, en su propio latido cotidiano, estos siempre pueden afectarnos en cualquier momento de un modo u otro. Dicho de otro modo: que las guerras y sus consecuencias no están tan lejos.

Da igual si es Ucrania o Siria o cualquier otro lugar en el que dos facciones han conseguido ponerse de acuerdo para matarse mutuamente.

Crítica Rebel ★★★★ (2023)

La trinidad de protagonistas de la película la compone un grupo familiar al que se nos muestra privado de todo apoyo, náufragos de dos mundos, cuyos miembros se van pasando el testigo de protagonismo alternativamente.

Comienza el viaje, jugando bien el recurso del flashback para darle más ritmo a la película, el hijo mayor, idealista y al mismo tiempo idealizado por su hermano menor, con problemas legales en Bélgica, que escapa de su realidad buscando redención y acaba pasando de las tareas humanitarias que inicialmente se había propuesto a empuñar un arma contra la nuca de un soldado enemigo en Siria y aprieta el gatillo en un ceremonial de decapitación en el que se ve obligado a participar para sobrevivir.

Sigue con los ecos que esa acción, reproducida en bucle por los medios, deja en la vida de su familia, propiciando el reclutamiento de su hermano menor por el Estado Islámico que ya ha incorporado al hermano mayor a sus filas. El niño y su mundo que se desmorona sin melodrama, pero sí con un sólido sentido dramático intimista bien forjado, toma así el relevo de protagonismo de manos de su hermano mayor.

Finalmente, en el tercer acto, a modo de conclusión de todo lo que se nos cuenta, que no es otra cosa que el duelo entre el amor y el odio, la madre de los dos hermanos completa este viaje que consigue ser un perturbador paseo por la trastienda de lo que no queremos saber sobre lo que ocurre en los conflictos que no están tan lejos, toma el relevo para tramo final la madre, quien advierte a la policía que las consecuencias de esas guerras estarán, más tarde o más temprano, mucho más cerca de nosotros de lo que queremos creer.

Y en todo momento, sin dejar de ser drama, Rebel es también una película de acción, y puntualmente incluso se convierte en un musical en momentos clave, con números de baile incluidos, que a mí me sacan de la película, aunque entiendo y reconozco el valor que pueden tener para darle identidad en su función como altavoz para transmitir su mensaje.

Dura unos minutos más de dos horas. Pero no se hace larga. Es dura e inquietante. Pero no es morbosa ni exhibicionista o efectista en sus secuencias de violencia, aunque aviso que sí incorpora momentos de violencia realmente impactante que nos meten dentro de las calles en guerra. No es un suspense, pero consigue crear una tensión creciente con la alternancia en paralelo de las vidas en Bélgica y en Siria de sus protagonistas.

Es una buena, recomendable y muy interesante película que propicia reflexión. Pero al mismo tiempo se las ingenia para convertir su tema en un espectáculo con acertadas elecciones de presentación visual consiguiendo ser también una necesaria señal de alarma y una denuncia, no solo de lo que ocurre en las guerras, sino de lo que ocurre en el reclutamiento de la carne de cañón.

                                                     Miguel Juan Payán

noreadigital.es expertos en videomarketing

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos