fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
26 C
Madrid
domingo, junio 23, 2024
PUBLICIDAD

Crítica The Boogeyman ★★★½ 

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica The Boogeyman película dirigida por Rob Savage con Chris Messina, Sophie Thatcher, David Dastmalchian, Marin Ireland

No cuenta nada nuevo, pero emplea muy bien los recursos del cine de terror.

Reúne una solidez como propuesta del cine de su género que merece hacer de ella la más destacada del cine de terror de este verano.

Muy sólida y bien construida en la manera de manejar los numerosos tópicos del género que acompañan el viaje de sus personajes por una trama tras cuyo componente fantástico se manifiesta una fábula sobre la superación del dolor de la pérdida.

Ciertamente cae en algunos momentos más previsibles y por ello ligeramente más atascados en el cliché que otros. Por ejemplo, todo lo referido a amigas e instituto es inferior que cualquier otra de las propuestas de la película y frena el ritmo del relato por zambullirse de lleno en lo ya contado y visto mil veces sin que ello constituya un aporte interesante a su historia principal. La trama del padre y la pérdida se manifiesta algo repetitiva en algunos momentos y tiene un arco de desarrollo que no acaba de enganchar.

En el polo opuesto a esas dos áreas encontramos lo mejor de la película. En primer lugar, la habilidad para manejar el protagonismo de la hija mayor complementado con el de la hija menor, que aportan todos los momentos inquietantes de la trama. En segundo lugar, la capacidad para jugar durante la mayor parte la carta de la intriga para entregarse en su desenlace a la fórmula de Tiburón tirando del enfrentamiento con la amenaza cuidosamente oculta o semioculta, cuidadosamente dosificada para no revelar su aspecto, ni siquiera en el dibujo que hace una de sus víctimas infantiles, que no se nos muestra, para reservarla de cara a un desenlace de festiva entrega a los sustos y las carreras construidos con solvencia y habilidad. En tercer lugar: la contribución del matrimonio Billings, el personaje de David Dastmalchian, tan inquietante y eficaz como siempre, y de su esposa de ficción, con al inquietante precedente de la amenaza. Son estos personajes son elementos claves para mantener el fuego de lo inquietante en la película, pero además proporcionan un par de aportes curiosos para llevar la película desde la intriga al terror.

The Boogeyman

Un buen ejemplo de la manera sencilla pero contundente y muy bien planificada, tanto en guion como en puesta en escena lo encontramos en la secuencia de la niña y el videojuego.

Así que sí, no hay nada nuevo bajo el sol, pero todo lo que hay es un buen aprovechamiento de los lugares comunes del cine de terror tomando como referencia los antecedentes del estilo de las películas dirigidas por ejemplo por James Wan, que sirven eficazmente para plantear, una vez más, esa especie de pesadilla capitalista del primer mundo acomodado occidental ejemplificada y distribuida profusamente por al factoría audiovisual de Hollywood, que tan reveladora resulta respecto a las inseguridades, inquietudes, dudas y miedos que circulan por el inconsciente colectivo de la sociedad estadounidense.

Quiero decir con todo esto que The Boogeyman es una buena puesta a punto de la pesadilla recurrente del género de terror estadounidense, tanto en la novela como en el cine o la televisión, que sirve como metáfora de la demolición del falsario sueño americano representada por esas postales iniciales de la familia y la casa perfecta con césped y columpios a la entrada, piscina en la parte posterior y soleadas habitaciones, que se hacen pedazos a medida que avanza la trama mientras la luz es devorada por las sombras, anticipando la demolición final de los valores idealizados que no responden a la realidad cotidiana de la fantasía en la que creen vivir sus protagonistas.

Es el menú que solemos encontrar en clásicos esenciales del género, como El exorcista, El resplandor, las entregas de Expediente Warren o Insidious, y frecuentemente en películas que agotan el tópico sin saber sacarle partido.

La habilidad de The Boogeyman para sacarle partido a esos lugares comunes es la clave de su eficacia para funcionar como un buen producto del género, a pesar de que realmente no cuente ni proponga nada nuevo.

Miguel Juan Payán

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos