AccionCine tu revista de cine y series
3.4 C
Madrid
lunes, enero 30, 2023
PUBLICIDAD

Entrevista M. Night Shyamalan

Entrevista M. Night Shyamalan que nos habla de Llaman a la puerta

Nada más entrar le llama mi atención mi sudadera de El Padrino y lo reflejará durante la entrevista. M. Night Shyamalan presenta Llaman a la puerta, película que estrena el próximo 3 de febrero y que nos muestra un thriller psicológico con tintes de fin del mundo, explicando la historia de una pareja y su hija, que pasan unos días en una remota cabaña, y que son asaltados por cuatro desconocidos con un inquietante mensaje. Llena de giros y sorpresas, la película habla de algunos de los temas recurrentes del director, como son el fin del mundo, la religión, la inocencia, el sacrificio, la obligación, la violencia, el aislamiento… De todo ello nos habló en esta entrevista.

En los tiempos que corren y con la cultura de la cancelación, ¿es el terror, el thriller, el último bastión de los creadores para hablar de ciertos temas que cuestan más en otros géneros?

Quizá no esté respondiendo a tu pregunta, pero yo también me lo he preguntado alguna vez con el paso del tiempo. Me pregunto si podría hacer La visita hoy en día, o incluso Múltiple… ¿O somos demasiado susceptibles en estos momentos a esos temas? Es fascinante. Pero quiero hablar de los temas que me parecen importante. Referente a lo que preguntas, ponerlo en un contexto de ficción ayuda a hablar de ciertos temas, porque de partida no sabes qué puede molestar a la gente.

Es el coguionista de la película, que está basada en un libro. Hay muchos cambios respecto al libro. ¿Cómo se decide qué permanece y qué se queda fuera? La novela tiene muchas sorpresas y los cambios ayudan a mantenerlas incluso para quienes han leído el libro. ¿Cómo se maneja eso creativamente?

Este caso es el de una adaptación muy inusual, porque no es una adaptación real. Lo primero de todo que hice en ese sentido fue cambiarle el título, porque no quería que los fans del libro pensasen que era la misma historia. Tienes que incluso buscarlo para saber que es la adaptación de ese libro. Sentí desde el inicio que la premisa es increíble, absolutamente increíble, y también sentí con la misma fuerza que tienes que terminar esa premisa para que sea satisfactoria. En el libro van en otra dirección. Esta película inicialmente llegó a mí como un trabajo de producción, y les dije a los cineastas que no iba a funcionar porque tenían una gran premisa, pero no la finalizaban, pero les deseé suerte. Esa película no terminó de hacerse, y volvieron a mí con el libro y me preguntaron si querría hacer la película. Si puedo mantener la premisa con la historia que ha surgido en mi cabeza, sí, la haría… porque creo que era algo profundo. Es interesante en el sentido de que tienes a dos artistas que toman la misma premisa y desarrollan una historia distinta en torno a eso.

La película sucede básicamente en una localización, algo que no es la primera vez que ocurre en su carrera. ¿Le gustan ese tipo de retos artísticos y técnicos?

Me gustan, sí. Como un chef, un chef top, me gusta que cada ingrediente sea de la máxima calidad, pero no hace falta poner setecientos ingredientes distintos para hacer algo hermoso. Limitándolo hace que paladees esos sabores incluso más, en mi opinión. Me gusta pensar, ahora mismo, en lo que lleváis puesto todos en esta escena que está sucediendo. Esta escena en la mesa es mi escena de acción, así lo siento. No necesito montar una persecución por mitad de la ciudad con vosotros. Esta sencilla escena puede convertirse en algo muy violento. Es como siempre lo he visto, siempre me he dirigido a piezas muy, muy contenidas. Una historia bíblica contada desde la habitación de una niña en El Exorcista… Eso para mí, es profundo. Rara es la película que añade más ingrediente… que los expande, y que todavía puedo saborearlos, que los sabores son distinguibles para siempre. Esa es una de ellas (señala mi sudadera de El Padrino). Para mí todo es la suma de pequeños momentos. Está golpeando a su mujer y le ves seguirla hasta el espejo del baño, y le ves pegarla en el baño… nunca olvidarás esa escena. Cualquier momento de El Padrino, como el productor de cine despertándose en la cama, cuando retira las sábanas… me estás haciendo paladear todos los ingredientes con mucho cuidado, no apresurándome a la siguiente escena. No la idea de narrar por distracción. Para mí esa película es la mayor forma de algo así que jamás se ha hecho.

Hablar del fin del mundo en estos tiempos, a través del sacrificio con un punto casi religioso… ¿qué intención tenía al hacerlo?

Considero la religión una mitología, como las otras mitologías que me interesan. ¿Hay aliens o fantasmas? Es mitología. Soy hindú de nacimiento, y mi familia es hindú, pero fui a un colegio católico durante diez años, así que fui adoctrinado ciertamente durante ese tiempo en esa mitología. La idea era tener la versión del mundo real de algo que aparece en la Biblia. Los cuatro jinetes del Apocalipsis, ¿qué aspecto tendrían si fuesen reales? ¿Cuál sería su aporte en el fin del mundo? ¿cómo nos lo contarían? Me parecía interesante. Lo que hago es complicado, narrativa realista, pero con fantasía. Pero la fantasía tiene que tener sentido, no puedes decir “Ya no hay reglas, tenemos dragones y magos…”. Si vas a hacer una película completamente fantástica tiene su propio lenguaje. Lo que yo hago es anclarlo en la realidad, para que nos haga pensar que hay algo más.

Ha estado involucrado en una serie de televisión durante los últimos años, Servant, que ahora llega a su fin también. ¿Qué le aporta la televisión que no le aporta el cine a la hora de contar una historia y viceversa?

Es una larga pregunta… podría tirarme 45 minutos con la respuesta. 45 minutos (risas). Lo haré lo mejor que pueda en unos minutos. Mi experiencia en tv fue muy atípica, porque era dueño de la historia e he hecho lo que he querido. No usé directores de tv, encontré directores por todo el mundo y los traje al proyecto. Servant es un híbrido. Es algo contenido, si teníamos que rodar algo de nuevo, lo hacíamos. Les di completa libertad a los directores y ellos gobernaban su set. Trabajé con los guionistas, monté toda la serie, le puse la música… Fue una interesante mezcla de estas cosas. En la superficie, para responder a tu pregunta, las series están dirigidas por los personajes, la audiencia no vuelve por la trama, vuelve para estar una y otra vez con los personajes. Hay una conexión y es algo bello. Puedes continuar y explorar tantas cosas que no puedo explorar en cine… Aprender desde lejos de una historia, hacia donde quieres que vaya, qué tonos quieres que tenga. Puedes escucharlo y hacer que evolucione. Para mí, además, me ha permitido trabajar con mucha gente que cuando hago cine no puedo, porque es mucho más aislado. Directores, guionistas, productores… gente con la que he trabajado durante cinco años, que son ahora mis amigos y con los que espero poder hacer más cosas. Son muchas cosas positivas. Del lado del cine… Esa es mi religión. Es el lugar en el que hacer el mejor sushi del mundo y llevárselo a la audiencia. No hay mayor forma de arte que ir a ver películas a una sala de cine. No hay forma de que me convenzan de lo contrario. Incluso más hoy en día, porque es uno de los pocos sitios donde no puedes hacer multitarea. No se supone que debas hacerlo. Te exigen dejar tu casa, pagar tu entrada y centrar tu atención. Te exigen la máxima atención durante ese momento.

Jesús Usero

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos