fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
19.8 C
Madrid
miércoles, mayo 22, 2024
PUBLICIDAD

Matar o Morir: Peppermint ★★★

Matar o Morir: Peppermint ★★★

Crítica de la película Matar o Morir: Peppermint

Floja película de acción con guión propio de telefilme y Jennifer Garner desperdiciada.

Icónica para muchos espectadores por su papel en la seri Alias, Jennifer Garner no ha tenido mucha suerte con este retorno a las tramas de acción trepidante aunque ella cumpla con su cometido como repartidora de leña y aficionada a tirar del gatillo. No es ya que le pongan pelucón intratable incluso recordando los excesos capilares del amigo Nicolas Cage, es que el guión que le han enchufado tiene muchas vías de agua abiertas y en su conjunto todo en esta película la deja muy sola sin respaldarla en absoluto. Es pena porque tienen la película ahí, ahí, pero no han sabido verla. Y no parecen advertir sus debilidades.

La primera sin duda es que parece una película de otra época, como mínimo de diez años antes de que se estrene Atómica, por poner un ejemplo. Las secuencias de acción pueden tener un pase, pero lo que las respalda es demasiado tópico y vacío.

Detalle: se alarga exponiendo la tragedia que vive la protagonista para explicar por qué se convierte en la demoledora fémina guerrera que va a protagonizar el resto del relato. Y en la parte de explicación de la tragedia es muy moñas y muy previsible, totalmente telefilme. Te enchufan un melodrama antes de invitarte al ágape de las secuencias de acción, en las cuales Jennifer Garner resuelve su trabajo con solvencia e incluso se postula para conseguir convencernos de que esta película podría haber sido una aceptable versión femenina de las tramas de venganza violenta tipo Punisher. Pero como he dicho la actriz tiene poco a lo que agarrarse.

Ya desde el comienzo de la fase de acción empiezan a escatimar contándonos que ha matado a uno o a otro, pero no nos lo muestran en pantalla, esto es: no nos dan lo que han prometido: acción. Vemos solo uno de los tres o cuatro ataques a los que se alude en el diálogo. Luego hacen lo mismo con los problemas del antagonista con el cartel de la droga. Se trabajan una secuencia del villano con el mensajero del cartel, pero éste desaparece. Ocurre lo mismo con el personaje de la agente del FBI: trabajan una presentación del personaje para hacerlo interesante y postularlo como posible figura de cara a cara con la protagonista, un camino argumental interesante que podría haber dado juego, pero luego lo desperdician. Igual ocurre con el personaje del policía interpretado por John Gallagher: el tratamiento que recibe pretende ser más interesante de lo que es, porque no cuenta con cobertura de guión y diálogos para acompañarlo. Y nuevamente hay una propuesta truncada en esa imagen de la protagonista como ángel de la guarda del barrio en el que se esconde, otro camino interesante que es donde realmente podría haber estado la película, pero que es mero adorno. Es como si fueran con demasiadas prisas como para poder darle verdadera entidad a todas estas líneas de trabajo, como si tuvieran material para una serie de televisión pero quisieran contarlo todo en un episodio piloto de 1 hora y 41 minutos de duración.

Luego hay una niña que no se cree nadie, tópico, la habitual niña demasiado mona y resabiada para su edad, poco natural, y por tanto automáticamente poco creíble, como todo lo que rodea la historia íntima de familia de la protagonista.

Descartado todo eso, quedan un puñado de secuencias de acción donde Garner demuestra que, sin pelucones, porque esto ya no es Alias y todos vamos teniendo ya una edad, puede ser una interesante protagonista de películas de acción. Siempre que la película no pretenda ser otra cosa pero carezca de mimbres para construir ese cesto.

Miguel Juan Payán

©accioncine 

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos