fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
26 C
Madrid
domingo, junio 23, 2024
PUBLICIDAD

Siempre Alice ***

Siempre Alice ***Drama sobre el Alzheimer con una enorme Julianne Moore. De hecho de no ser por Julianne Moore y su portentosa interpretación, de no ser por el resto del reparto o de no ser por algunos detalles de guión, nos encontraríamos ante un telefilm que repasa una enfermedad tan terrible visitando todos los tópicos posibles, y cuyo único arrebato de auténtico valor, de verdaderas agallas, es abandonado poco después de aparecer. El resto no es nada que no hayamos visto antes, optando siempre por el drama más desgarrador y efectivo, sin duda, pero sin conseguir que queden muchas cosas para el recuerdo más allá de Moore, su Globo de oro y su nominación al Oscar de este año. Nunca una mala película, pero lejos de ser una película memorable.

Con apenas 50 años, la vida de Alice (Julianne Moore) da un giro radical cuando le diagnostican Alzheimer, una rara clase genética que empieza a desmontar su vida y la de todos los que la rodean, y a la que se enfrentará con todas las armas a su alcance. A partir de ese punto, los responsables de la película deciden dejar en manos de su actriz protagonista la película y ver cómo la saca adelante con una entereza y un talento casi sobrehumanos, demostrando, una vez más, que Moore es una de las mejores actrices del planeta, que quizá alguna esté a su altura (muy pocas, me temo), pero que ninguna es capaz de superarla. Su forma de meterse en el papel y cómo nos traslada a través de la mirada el deterioro físico y mental de su personaje ponen los pelos de punta.




Junto a ella el reparto acompaña con muchísimo talento, empezando por Alec Baldwin como su abnegado esposo, pasando Kate Bosworth o incluso Kristen Stewart en la que posiblemente sea su mejor interpretación hasta la fecha. En el dolor de la familia está la clave para entender y apreciar la película, con toda su crudeza. Hay que reconocer a los directores que nunca cargan las tintas y que los momentos más sobrecogedores y terribles son los más sencillos (esa llegada a casa del paseo sin reconocer a la criada, esa clase…) pero a veces no pueden contenerse y apuestan por el camino fácil, como el final. O el momento del discurso en la reunión…

Ese es su mayor problema. No hay una sola gota de humor en la película, imprescindible para superar cualquier tragedia de la vida, cualquiera incluyendo una enfermedad tan devastadora como el Alzheimer. Y la sucesión de escenas vistas demasiadas veces tira un poco para atrás, como si buscase la lágrima fácil. La idea del vídeo grabado a su futuro yo es brillante, pero no termina de concretarla, no es capaz de hacer lo que realmente tiene que hacer con esa idea. Es un drama potente y con unas grandes interpretaciones, desde la sutileza, sin grandilocuencias, pero es una película que olvidaremos pasado el tiempo, que no dejará una verdadera huella, más allá de su protagonista.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine


Artículo anterior
Artículo siguiente

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos