fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
9.1 C
Madrid
viernes, febrero 23, 2024
PUBLICIDAD

Silencio de Hielo ****

Silencio de Hielo ****

 

 

Sobrio y brillante ejercicio de suspense alemán, Silencio de hielo no es una película para todos los públicos, sino que requiere de un esfuerzo por parte del espectador para aceptar las claves narrativas de una filmografía, la alemana con clara ascendencia nórdica, muy distinta a la que habitualmente vemos en este tipo de películas, la que nos llega de Hollywood, la nuestra cuando tenemos suerte, o incluso la francesa. Esta película maneja otras claves, otros medios, que a veces pueden hacer pensar que la historia no avanza o que los personajes son algo fríos, pero que en realidad sabe presentarnos una trama desprovista de sensacionalismos baratos, aunque no de escenas chocantes, y con un ejemplar manejo de un reparto coral.

La historia comienza en 1986 con el brutal asalto y asesinato de una joven de 11 años y cómo los responsables se deshacen del cuerpo, sin ser nunca encontrados. 23 años después otra joven es secuestrada en el mismo lugar. Las similitudes entre ambos crímenes son tan elevadas que lo único que queda pensar es que han sido cometidos por la misma persona. De este modo se crea un juego narrativo entre la policía, los familiares de ambas víctimas y los asesinos que nos lleva a veces atrás en el tiempo, pero que, sobre todo, sirve para completar un puzzle gigante sobre la pedofilia, los remordimientos y el dolor de la pérdida. Un viaje a un área muy oscura del ser humano que puede no ser plato de buen gusto para muchos padres, pero que al mismo tiempo sirve para analizar intereses políticos cuando sucede uno de estos casos.

Si uno soporta la crudeza de su crimen inicial, desprovisto de pasión y palabras casi, cometido a plena luz del día sobre una niña, la película termina por engancharle en esta brillante trama llevada por personajes, y no a la inversa, que llega incluso a emplear claves visuales del western para que no sintamos que estamos viendo el mismo thriller de siempre. Destaca en su reparto la figura danesa de Ulrich Thomsen, actor al que hemos visto en La Cosa, En Un Mundo Mejor, En Tiempo de Brujas y hasta en Fringe. Su retrato de un asesino es escalofriante por la normalidad del sujeto, su tranquilidad desde el inicio de la película y su comedimiento. Simplemente terrorífico. Porque esta no es una película de “¿quién es el asesino?” eso se sabe desde el minuto 1. Es algo más.

Es una película sobre personas arrastradas por un crimen, quienes lo cometieron, quienes lo sufrieron y quienes lo investigaron, y de cómo todo se repite ahora. Como esa espiral termina por devorarlos a todos y consumirlos, dejando restos de seres humanos. Con un aire muy similar a la serie de televisión The Killing, con mucha calma y con mucha inteligencia, aunque algunos de los flashbacks le sobran porque explican algo que el espectador o ya sabe o no necesita saber, se lo imagina, y a veces eso hace que el ritmo se resienta. Por lo demás, una excelente película de suspense.

Jesús Usero.

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos