fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
8.6 C
Madrid
domingo, marzo 3, 2024
PUBLICIDAD

Una bolsa de canicas ***

Una bolsa de canicas ***Christian Duguay consigue trasladar gran parte de la emoción desatada en la novela biográfica publicada por Joseph Joffo, la cual versa sobre las trágicas experiencias infantiles del autor durante la ocupación nazi en Francia.

La mirada del pequeño Dorian Le Clech (en la piel del pequeño Joseph Joffo) preside cada plano y secuencia de Una bolsa de canicas, nostálgico título que se refiere al pasatiempo favorito del protagonista: un niño judío que tiene que escapar con uno de sus hermanos del genocidio perpetrado por las fuerzas de Adolf Hitler, desatado contra los profesantes de la religión de Abraham.

Un estilo voluntariamente sensible, en el que la ambientación juega un papel determinante, aflora en esta emotiva obra de Christian Duguay, cuyo guion está concebido desde el punto de vista de una odisea destinada al rápido crecimiento de Joseph.




Esa prioridad hace que el filme se desarrolle a través de las vicisitudes que pasa el pequeño héroe junto a su hermano Maurice, y que comienzan como un viaje de naturaleza aventurera, en el que el fantasma del holocausto está simplemente presente de manera más o menos figurada a través de las asociaciones que comprende vagamente el menor de los Joffo.

La historia arranca en un tiempo en que la amenaza germana en la tierra de Victor Hugo se hace notar entre la población judía. Algo que se transforma en miedo asfixiante desde el instante en que las autoridades obligan a la comunidad de practicantes del dogma hebreo a portar la estrella de David, y a identificarse a cada paso que dan por la ciudad de París. Ante esta situación, el padre de la familia tiene que mandar a sus hijos menores al encuentro de sus otros vástagos, quienes habían escapado previamente a Niza (zona todavía libre del yugo teutón).

De esta manera, Joseph y Maurice parten con la meta de burlar una muerte segura. Esta primera parte de la travesía se torna más placentera que la segunda; la cual acontece en la pantalla cuando Niza cae bajo la ocupación nazi, y el protagonista es ocultado con Maurice en un colegio privado. En este apartado, el relato adquiere un sentido más claro de tragedia colectiva, en la que los personajes descubren más certeramente la barbarie a manos de las fuerzas comandadas por la esvástica.

Duguay no duda en este tramo de la narración en introducir elementos capaces de arrancar la empatía sentimental de los espectadores, hacia la injusta situación que impide la felicidad de los Joffo. Una parte donde el papel que encarna Dorian Le Clech se enfrenta a un crecimiento acelerado, perfilado por la necesidad para luchar contra la persecución que sufre el menor.

Precisamente, ese ingrediente de la madurez asumida por Joseph es el mayor desacierto de la cinta, ya que no existen rupturas físicas con respecto al niño que había dado inicio a la historia. Esto hace que muchas de las situaciones planteadas (tales como la de la relación platónica que muestra hacia una chica algo mayor que él) sean percibidas como incongruentes y algo forzadas.

No obstante, Una bolsa de canicas mantiene el tipo, merced a la fuerza inherente que transmiten los tristes recuerdos de Joseph Joffo.

Jesús Martín


COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine


Artículo anterior
Artículo siguiente

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos