fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
17.7 C
Madrid
lunes, abril 22, 2024
PUBLICIDAD

Crítica La dama y el vagabundo ★★

Crítica La dama y el vagabundo ★★

Crítica de la película La dama y el vagabundo

El nuevo remake live action de Disney es uno de los más flojos de la compañía y no aporta nada nuevo respecto al original.

Uno de los principales reclamos en cuanto a producción original en el desembarco de Disney+ en nuestro país eran la serie The Mandalorian y la adaptación en imagen real de todo un clásico como La dama y el vagabundo. Mientras que la primera tiene un acabado visual y un estilo narrativo cinematográfico que marca el camino a seguir para el resto de series de la plataforma, la película de Charlie Bean (La LEGO Ninjago película) simplemente no tenía un lugar mejor a donde ir.

La historia original de 1955 es de sobra conocida por todos. Es sencilla y cálida, además de funcionar como un reloj en sus escasos 75 minutos de metraje. El problema viene cuando ese relato que ya se ha contado infinidad de veces se estira, perdiendo ritmo y encanto, con un tono más propio de los remakes Disney de los años 90. En ese tiempo extra el guionista Andrew Bujalski hace que la historia de amor entre Reina (Tessa Thompson), una mimada cocker spaniel, y Golfo (Justin Theroux), un curtido perro callejero, sea más ingenua que la original, debido en parte a la ausencia de subtexto. La escasa expresividad de los caninos fruto de la mezcla de imagen real con CGI -mejorada, eso sí, si se compara con el remake de El rey león– provoca que subrayen en exceso mensajes del original que todavía siguen calando entre el público, como la importancia del hogar, la eterna lucha entre el sentimiento de libertad y de abandono o la denuncia del maltrato animal.

Crítica La dama y el vagabundo ★★

Toda la subtrama relacionada con esto último es la que involucra a la mayor parte del reparto de carne y hueso, caricaturizado en su mayoría y con cambios que pretenden cubrir la cuota racial y resultan incongruentes en el contexto de la Nueva Orleans de comienzos del pasado siglo. En este universo blanco y amable no tiene cabida el racismo ni la violencia, pero choca bastante que el dueño de Reina esté casado con una mujer de raza negra y su tía (una sorprendentemente contenida Yvette Nicole Brown) también lo sea. Se trata de un conjunto de modificaciones poco acertadas respecto al original que también se trasladan a los secundarios peludos, que cambian de raza y protagonizan números musicales poco trabajados, a excepción del interpretado por los siniestros gatos de la tía. La única secuencia verdaderamente divertida que, junto con la mítica cena italiana amenizada por el Bella notte, se convierte en lo mejor de la película.

Al final se entiende perfectamente la escasa confianza que la compañía del ratón ha depositado en la película. Los más pequeños se divertirán más con la animada y los adultos la encontrarán insulsa al no tener tampoco un gran despliegue visual. La nueva versión de La dama y el vagabundo está en su hábitat natural y dentro de poco se perderá entre el infinito catálogo de originals de la plataforma.

Alejandro Gómez 

 

Add to Flipboard Magazine.

 

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

Crítica La dama y el vagabundo ★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Alejandro Gómez
Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos