fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
6.5 C
Madrid
viernes, febrero 23, 2024
PUBLICIDAD

Entrevista Alexandra Lamy

Entrevista Alexandra Lamy que nos habla de La habitación de las maravillas

Es una de las grandes estrellas del cine francés, y lo ha demostrado de sobra en éxitos como Historias de una indecisa, Sobre ruedas, Vuelta a casa de mi madre, Vuelta a casa de mi hija, Vincent, Ricky o la serie Última oportunidad, con la que también triunfó enormemente en nuestro país. Ahora estrena La habitación de las maravillas, la nueva película de Lisa Azuelos basada en la novela de Julien Sandrel, que cuenta la historia de una madre que, cuando su hijo cae en coma tras un accidente, decide cumplir la lista de sueños del joven, intentando así curarle. Una película sorprendente y optimista que estrena Notorius Pictures en nuestro país el 21 de abril.

¿Qué va a encontrar la audiencia en La habitación de las maravillas?
Creo que los espectadores van a encontrarse, ante todo, una oda a la vida. A la esperanza también, pero sobre todo a la vida. Todo el mundo que va a ver la película sabe, más o menos, de qué va. Es la historia de un niño que sufre un accidente y cae en coma, y como su madre va a luchar como sea para traerle de vuelta a la vida. ¿Cómo lo hace? Haciendo realidad los sueños de su hijo, porque este niño ha hecho una lista de cosas que quiere hacer. Normalmente hacemos listas de cosas por hacer, cosas aburridas. Un coñazo de listas (risas). La lista típica donde dices “tengo que hacer la compra mañana”. Presentando la película en provincias en Francia, mucha gente me decía: “Qué maravilla, hacer una lista de sueños. De lo que realmente quieres tú”. En vez de pensar lo que debes hacer, hacer una lista que diga: “Este fin de semana quiero irme de viaje con mi chico”, o lo que sea. Una lista de sueños. Eso es lo que me pareció maravilloso realmente. Esta mujer, a pesar de lo que le digan los médicos, a pesar de una situación dramática, ella cree en la vida. Es lo que le importa. Cree mucho más en la vida que en la muerte. De ahí que vaya a realizar los sueños de su hijo para llevárselos a su habitación.

Es curioso que un punto de partida que puede llevar al drama, que un hijo quede en coma tras un accidente, se convierta en una historia tan positiva y optimista. Es lo que más sorprende al espectador, ¿verdad?
Mira, hace tiempo, hace bastante tiempo, rodé un documental en hospitales infantiles. Era para una asociación, que me lo pidió. Pensé que podía ser muy duro, que lo mismo no lo aguantaba. Pero es curioso, en cuanto entras por el pasillo de uno de esos hospitales, hay vida. Las enfermeras te lo dicen, es lo primero que te dicen: “Esto no es triste, no lo vemos así”. Cuentan cuentos, juegan con los niños, los padres también… Da igual que las situaciones sean dramáticas. Es cierto que es difícil, por esas situaciones, pero hay que sobreponerse a esto. Hay que aportar la vida. Porque lo que ocurre, lo que está clarísimo, es que mientras haya vida, hay esperanza. No hay que rendirse nunca.

Entrevista Alexandra Lamy
Alexandra Lamy en La habitación de las maravillas

Thelma empieza a conocer a su hijo cuando este está en coma. ¿Cómo ha sido explorar esa relación con un personaje con el que no puede interactuar? No parece sencillo…
Sí, es cierto. Es muy fácil si te fijas. Haces caso a tus hijos, desde luego que sí, pero les haces caso sin prestarles atención en realidad. Es algo de lo que me di cuenta durante el rodaje de la película. Añadí cosas, digamos. En un momento determinado, le dije a Lisa Azuelos, la directora, que creía que Thelma debería pedirle a su hijo, Louis, perdón en un momento. Porque no es que no se preocupase por él, ni mucho menos, pero hacía como muchos padres. Los padres se preocupan por los hijos, Thelma quiere que Louis tenga una buena profesión de mayor, por lo tanto, él tiene que sacar buenas notas. Pero no se preocupa por preguntarle las cosas que a él le interesan. Le pregunta por el examen de Matemáticas. No se da cuenta de que él preferiría mil veces antes hacer skateboard. O que prefiere el monopatín a jugar al fútbol, por muy sano que sea jugar al fútbol. Eso es lo que ocurre muchas veces con los niños y los padres.

Y, luego, hay otra cosa. Para un niño sus problemas son problemas importantes, pero para un adulto son tonterías. Le dice: “Vaya tontería, ya tendrás problemas de verdad cuando crezcas”. Pero para Louis no poder usar el monopatín es un problema realmente. Es a través de ese diálogo íntimo como comienza a conocer a su hijo, como dices. Porque antes no le había mirado. O, mejor dicho, quizá no le había visto. Le miraba, pero no le veía. También hay una cosa curiosa. El padre. Thelma nunca se plantea, nunca se le ocurre que un momento dado su hijo vaya a preguntarle por su padre. Los niños, muchas veces, protegen a sus padres. No se atreven a hacerles ciertas preguntas. Llega un momento en el que sí. Eso es algo que me parece muy bello en la película, esa relación. Ese descubrimiento. Ese ver lo que realmente es tu hijo.

Entrevista Alexandra Lamy
Alexandra Lamy en La habitación de las maravillas

Pero también ver quién es y en quién puede convertirse realmente Thelma. Porque a través de ese viaje, de vivir los sueños de su hijo, ella redescubre su vida. Se reencuentra a sí misma. El viaje también es enorme para su personaje, de cambio y de redescubrimiento.
Bueno, la verdad es que con Lisa (Azuelos) lo que hicimos fue aportar bastantes cosas al guion. Un guion escrito por otras personas, pero al que aportamos mucho. Hay un momento que me gusta mucho que es en Portugal, cuando está ella allí y reaprende a respirar. Eso me gustó muchísimo. Respirar es también reconocerse, y hoy en día no nos tomamos el tiempo de respirar. Lo hacemos automáticamente, pero no pensamos conscientemente en lo que es la respiración. Ese momento me encantó, y es un momento que directamente Lisa Azuelos había añadido al guion. Yo añadí otros. Son momentos, digamos, en los que Thelma se atreve a ir hasta el final de sus miedos. Va a encontrar sus temores y enfrentarlos. Porque se da cuenta de que hasta ahora vivía una vida cotidiana sin gran sentido en su día a día. Y, a través de ese diario íntimo, se redescubre a sí misma. Es muy bonita también la relación que tiene con su vecino, con Étienne (Xavier Lacaille), porque da la sensación de que esta mujer hacía años que no lo pasaba bien, que no se reía. Y con él recupera lo que es disfrutar. Lo entiende de nuevo.

Jesús Usero

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos