fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
22.1 C
Madrid
jueves, junio 13, 2024
PUBLICIDAD

Manhattan sin salida ★★★

Manhattan sin salida ★★★

Crítica de la película Manhattan sin salida

Clásico y activo filme policíaco, en el que el tema de la corrupción entre los agentes de la ley se mezcla con una angustiosa persecución por la isla de Manhattan.

Frank Sinatra se solía referir a Nueva York como la ciudad que nunca duerme, y esa idea es la que planea por el metraje y la historia de esta película, dirigida por el irlandés Brian Kirk (responsable de elaborar algunos episodios de la serie Juego de tronos).

 A modo de pesadilla urbana, siempre impregnada de los efectos desasosegantes de la oscuridad reinante, la trama narra la lucha de un detective de homicidios, llamado Andre Davis (Chadwick Boseman): un efectivo investigador con fama de violento, cuyo padre falleció en acto de servicio, cuando el protagonista era solo un niño. El tiempo transcurrido desde entonces ha hecho de Andre un individuo con un férreo sentido de la legalidad, y con unos métodos peculiares para enfrentarse a los delincuentes. Todos estos antecedentes son tenidos en cuenta, cuando le encargan un caso peliagudo de robo y tiroteo masivo, en el que han fallecido varios compañeros vestidos de azul. El objetivo del atraco era un millonario cargamento de droga sin cortar, que un par de asaltantes armados han afanado de una tienda neoyorquina. Algo le huele mal a Andre desde el principio, y solo puede confiar en una colega de estupefacientes impuesta por sus jefes, llamada Frankie Burns (Sienna Miller). Sin escapatoria posible, los asesinos y ladrones intentan sacar el dinero suficiente para escapar del cerco policial; eso si consiguen salvar el cierre nocturno de la isla de Manhattan, ordenado por Andre.

Manhattan sin salida ★★★

Una de las cosas que destacan en la puesta en escena orquestada por Kirk es el envidiable ritmo que utiliza para exhibir los hechos. Pese a que el argumento es esquemático y bastante convencional, el cineasta parece centrar sus referentes en la excelente e irrepetible The French Connection, y en la carrera electrizante que mantenían Gene Hackman y Fernando Rey. Sin embargo, Manhattan sin salida no comparte el elemento rompedor de la citada obra de William Friedkin, sino que se encamina sin frenos hacia un desenlace previsible y un tanto decepcionante.

No obstante, la falta de riesgo y sorpresa no malogra el buen sabor de boca que dejan algunas de sus secuencias, como la de la persecución en el metro neoyorquino (un decorado clásico en numerosos filmes de naturaleza semejante), o el ataque de las fuerzas del orden a la guarida de un importante falsificador de documentos y blaqueador de dinero negro.

El depurado oficio de Kirk se nota con eficacia a la hora de narrar los agresivos y desangelados acontecimientos que conforman la trama, y en guiar a los espectadores por la red de conspiraciones y traiciones –casi de índole shakespereana– que describe el guion. Un laberinto de sospechas e intrigas, en el que brilla la sobria interpretación de Chadwick Boseman (Pantera negra), como el dolido y pétreo Andre; junto a la verosímil y esforzada caracterización de Sienna Miller, quien demuestra que es capaz de llenar la pantalla sin necesidad de glamur físico y atuendos llamativos.

Un poco menos convincente resulta el personaje de O. J. Simmonds, a quien le toca meterse en la piel del excesivo y acelerado capitán McKenna.

         Jesús Martin

 

 

Add to Flipboard Magazine.

 

COMPRA TU ENTRADA

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

Manhattan sin salida ★★★

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}

Artículo anterior
Artículo siguiente
Jesús Martín
Soy un auténtico apasionado de las películas que despiertan la imaginación

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos