AccionCine tu revista de cine y series
7.4 C
Madrid
sábado, noviembre 26, 2022
PUBLICIDAD

Thor: Love and Thunder ⭐⭐⭐

Thor: Love and Thunder ⭐⭐⭐

Crítica de Thor: Love and Thunder

Crítica de la película Thor: Love and Thunder

Se pelea consigo misma: excesiva parodia con Thor y un buen Carnicero de dioses.

      A Taika Waititi se le va mucho la mano con la comedia en esta su segunda película de Thor, hasta el punto de que sabotea sus propias posibilidades de crear épica y acción en aras de organizar una ceremonia de fuegos artificiales en torno a las torpezas de Thor que acaba por restarle fuerza épica incluso al bautismo de Jane Foster como nuevo Dios del Trueno empuñando el martillo Mjornir.

         Lo mejor de la película es Christian Bale y todo lo que rodea a la trama del Carnicero de Dioses. Aunque matar, mata poco el hombre para ser denominado así, la verdad sea dicha. Sospecho que algunas de las hazañas de este asesino en serie de deidades se filmaron pero se han quedado en la sala de montaje y, con suerte, podremos verlas en las edición extendida de la película.

Thor: Love and Thunder ⭐⭐⭐

         La de Bale/Carnicero de dioses, con el que incluso empatizamos al principio del largometraje, es la película interesante y con contenido dentro de Thor: Amor y trueno. Aquella en la que el director muestra más madurez y solidez y más contenido, con el tema de la muerte y el aprovechamiento de la vida como asunto central, vinculado además coherentemente con el propio viaje de Jane Foster en este largometraje. Ahí es donde estaba la película interesante y son las mejores partes de la película, las del Carnicero de dioses con Jane Foster en esa batalla en territorio del blanco y negro que sirve, más o menos, como ecuador de esta propuesta. Una Jane Foster, con una más que competente Natalie Portman como Thor, Dios del trueno, y un Christian Bale como el Carnicero de dioses deberían haber sido el epicentro de esta película, porque con el poco espacio que le dejan a su interactuación, dejan claro que pueden comerse a todos los demás, tanto en tramas como en interpretación.

         El problema es que no les dejan espacio. Es decir, que esa buena película, tiene que competir con una dosis masiva de parodia de Thor desde que aparece por primera vez Chris Hemsworth, convertido por Waititi en un chiste ambulante y excesivo, más tonto que el asa de un cubo, en el que se parodia desde su papel como símbolo sexual que logra que  pierdan el conocimiento las féminas que rodean al Zeus de un Russell Crowe, desperdiciado, en una de las escenas más tontorronas de las varias escenas tontorronas que tiene la película, hasta momentos a los que les falta gancho, con diálogos son de los más flojos que he oído en una película de superhéroes de Marvel Studios, como la conversación entre Valkiria y Jane sobre las armas que van a llevar a la pelea, o el reencuentro de Thor con Jane, con la explicación del pasado de ruptura de la pareja en una secuencia de montaje con música de ABBA que está pidiendo a gritos una construcción modo comedia screwball, guerra de sexos, tensión sexual no resuelta… Pero se queda en algo mucho más flojo.

         En su conjunto la película produce la sensación de que Waititi ha tomado prestados todos los referentes, personajes y mitología de las películas de o con Thor de Marvel Studios para utilizarlos en su propia visión muy personal e intransferible de una comedia romántica sobre el poder regenerador del amor, dejando de lado épica y mitología que incluso le es negada a la propia Jane Foster en su papel empuñando el martillo.

         Se produce así el enfrentamiento de dos películas distintas dentro de la película que produce un desequilibrio y da como resultado una de las propuestas más flojas de los largometrajes de Marvel Studios, la más flojad de las películas de Thor, incluso por detrás de Thor: Ragnarok, el anterior encuentro de Taika Waititi con el personaje interpretado por Chris Hemsworth.

         Waititi se ha comido a Thor, el universo Marvel, los Guardianes de la Galaxia, Russell Crowe como Zeus, Jane Foster como Dios del Trueno -ocasión desperdiciada, por cierto-, y solo el Dios de las Empanadillas y Christian Bale como el Carnicero de Dioses es capaz de plantarle cara y estimular al director para entrar en un territorio ajeno al suyo mostrando que lleva en su interior a un director muy interesante capaz de generar buen cine con contenido, pero que debería haber aceptado el reto de hacer esta película con el Carnicero de Dioses y Jane Foster como Poderoso Thor, en lugar de entregarse al peligros ejercicio de creer todo lo que sus palmeros dicen y esperan de él como figura atípica y fabricante de chistes.

         A Waititi se le ha ido la mano y además equivoca el camino, el tono que pedía la película no era el del Glam Rock, sino el de Rainbow in the Dark de Dio, que suena en los títulos de crédito, con una amplia parcela de Death Metal para todo lo que tiene que ver con el Carnicero de dioses.

Jesús Usero

                                             

Entérate de las últimas noticias en nuestro canal de Telegram

Thor: Love and Thunder ⭐⭐⭐

 

Add to Flipboard Magazine.

COMPRA TU ENTRADA

©accioncine

Thor: Love and Thunder ⭐⭐⭐

 

Revista ACCION

{spoiler spoilerID , haga clic en mí para abrirlo , cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior , ambos} texto dentro del spoiler {/spoiler}.

Miguel Juan Payán
Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos