fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
17.2 C
Madrid
domingo, junio 16, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Creed III ★★★★

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica Creed III de Michael B. Jordan

Un gran final, o un excelente principio.

No es nada, nada sencillo mantener el tono durante una trilogía de películas. Y si además nos damos cuenta de que la trilogía Creed es en realidad un spin off de una saga de seis películas previas como es Rocky, el mérito es aún mayor. Porque la tercera entrega de Creed está a la altura de las dos películas anteriores y seguramente pueda competir con alguna de las de la saga original cara a cara. De hecho, creo que es superior a la anterior película, que era una fantástica secuela pero que carecía de la personalidad de la primera Creed y, sobre todo, vivía demasiado de la nostalgia. Aquí, Creed III es capaz de tomar esa nostalgia y dejarla casi siempre de lado para dar un paso al frente con su estrella debutando también detrás de las cámaras, con personalidad y una fuerza considerable, en una película que puede servir como final de una trilogía… o comienzo de otra historia.

Tras su retirada del boxeo con una carrera impecable, Adonis Creed intenta mantener una imagen de empresario del boxeo, llevando a la gloria a nuevos talentos, con su gimnasio y sus compañeros. Padre y esposo, Creed intenta mantener un equilibrio entre presente y futuro, lejos de la sombra de Rocky Balboa o hasta de su padre, Apollo Creed. Pero un elemento del pasado volverá para trastocar la aparente paz y demostrar que, bajo la superficie, las cosas no son tan apacibles ni mucho menos. Un hombre que ha pasado media vida en prisión y que ahora vuelve pidiendo ayuda a quien fuese como un hermano para él. ¿Un viaje de redención o hay algo más en este regreso? La virtud del guión es que sabe explotar ese hermetismo de Donnie Creed, que es incapaz de abrirse ante aquellos que le quieren para liberar lo que le hace daño.

Una de las virtudes de Creed III sobre sus dos anteriores entregas, es el rival a batir. Tanto Florian Munteanu como Tony Bellew son boxeadores antes que actores, y por eso sus figuras eran totémicas… el enemigo a batir era el propio Adonis. Aquí contamos con Jonathan Majors, una fuerza de la naturaleza con un descomunal talento como actor, que pone en jaque a Michael B. Jordan, quien debe darlo todo para superar la presencia de Majors, personaje con el que, además, se empatiza desde el inicio. Es más, hay un giro en la película, un cambio de comportamiento que es… poco coherente con lo contado antes en la película. Es decir, que falla un poco por ser demasiado radical. Pero igualmente, ver a ambos actores cara a cara… Jordan cada vez con más madurez y además con una fuerza especial a la hora de rodar.

Creed III

Porque Michael B. Jordan es el director de la película y eso supone un nuevo reto para el actor y productor. Consigue, ante todo, tener mucha personalidad propia. Consigue que esta película no se parezca visualmente a las dos anteriores, sin dejar de tener su mismo tono. Comparte fotografía, y se nota de quién ha aprendido Jordan a dirigir… pero a la hora de los combates, de meterse en el ring… el cineasta nos lleva por un camino absolutamente distinto. Algo que favorece el resultado final. Como hemos dicho hay menos nostalgia, y se agradece (aunque se eche de menos a ya saben quién), pero la película sigue teniendo el sabor de las mejores entregas de la saga, está hecha con mimo y cariño, lleva a los personajes un paso más allá y, pese a algunas inconsistencias de guión, da un espectáculo de primera.

Jesús Usero

noreadigital.es expertos en videomarketing

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

Jesús Usero
Periodista cinematográfico experto en televisión

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos