fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
21.5 C
Madrid
lunes, junio 24, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Misterio en Venecia ★★★½ (2023)

Crítica Misterio en Venecia película dirigida por Kenneth Branagh con Kenneth Branagh, Michelle Yeoh, Jamie Dornan, Tina Fey

La mejor película de las tres de Kenneth Branagh como Hércules Poirot.

De que va Misterio en Venecia

Hércules Poirot vive retirado en Venecia para escapar de su fama, pero es reclamado para resolver un nuevo caso en una sesión espiritista que se celebra en la noche de Halloween.

Crítica Misterio en Venecia

Este tercer encuentro de Kenneth Branagh con el mundo de Agatha Christie supera a sus predecesoras sacando partido a su mayor libertad para poner en pantalla la fórmula de relatos de enigma en cuarto cerrado de la célebre autora y la mezcla de esa propuesta con una aproximación en clave de guiño y homenaje al cine de intriga y terror estilo Giallo italiano.

Más oscura y truculenta, más divertida

En su función como director, Branagh saca máximo rendimiento a la localización en Venecia para internarse en su más oscura y siniestra visita a las fábulas de Agatha Christie, articulando una propuesta visual más interesante y truculenta que la de Asesinato en el Orient Express (2017) y Muerte en el Nilo (2022). Misterio en Venecia resulta por ello más divertida e incluso muestra una cierta capacidad para sonreír en algunas pinceladas que muestran los puntos vulnerables de las rutinas de la intriga en la obra de la autora sin caer en la falta de respeto hacia las mismas.

En lo superficial y en su conjunto, Misterio en Venecia responde a lo que podemos esperar de una película libremente inspirada por las fábula de suspense de Agatha Christie, pero al mismo tiempo su presentación visual ambiciona escapar de todo corsé derivado de la fidelidad que se imponía en las dos visitas anteriores de Branagh a sus fábulas para permitir que el director pueda desarrollar con mayor libertad su exploración de las posibilidades que ofrecen en una traducción visual más fluida y flexible que las anteriores, jugando con el desequilibrio de los encuadres, la fusión de imágenes y distintas estrategias de desubicación del espectador.

Misterio en Venecia

Este juego no es por otra parte caprichoso ni casual sino que obedece al tono y la nueva aproximación desde una mirada teñida por cierto tono crepuscular de ocaso del personaje de Hércules Poirot por un Branagh que se desdobla con eficacia en esa tarea como actor y como director.

Poirot muestra una mayor vulnerabilidad que convierte al tradicionalmente pintoresco, ególatra, caprichoso y enigmático detective en un hombre maduro, aproximándose a ser un anciano entrañable que intenta aislarse de su propia fama y llevar una vida tranquila pero es obligado a enfrentarse al que podría ser el último gran enigma de su carrera, aunque por lo que he visto en esta película, personaje, actor y director pueden tener cuerda para rato y aun podrían darnos algunas gratas sorpresas en nuevas entregas de este Poirot más liberado de la sombra de Christie.

Detalle interesante del largometraje es el encuentro y la asociación de Poirot con la escritora de novelas de misterio, claramente una materialización con cierto aire de parodia de la creadora del detective, que además permite a Branagh explorar el encuentro de la creadora con su creación tanto como el traslado de la fabuladora real a uno de sus misterios convirtiéndose ella misma en ficción, asunto interesante.

Otro aspecto en el que esta película mejora a sus dos predecesoras es que se beneficia de la ausencia de estrellas que siempre entrañan el riesgo de devorar a los personajes, un problema que hasta el momento habían sufrido tanto las adaptaciones al cine de las novelas de Agatha Christie en los años setenta y ochenta como el propio ciclo dirigido por Kenneth Branagh. Por el contrario, en Misterio en Venecia no hay un rodillo de estrella pasando por encima del personaje para aplanarlo, lo que beneficia tanto a una mejor situación como protagonista y epicentro del Poirot de Branagh como el  encaje más equilibrado de la galería de personajes/sospechosos de los crímenes que se cometen a lo largo de la trama.

Te gustará si te gustó

Al contrario que Asesinato en el Orient Express (2017) y Muerte en el Nilo (2022) es más Branagh que Christie, y eso es bueno.

                                                     Miguel Juan Payán

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos