fbpx
AccionCine tu revista de cine y series
16.8 C
Madrid
miércoles, junio 19, 2024
PUBLICIDAD

Crítica Spider-Man Cruzando el multiverso ★★★★★ (2023)

Getting your Trinity Audio player ready...

Crítica Spider-Man Cruzando el multiverso película dirigida por Joaquim Dos Santos, Kemp Powers, Justin Thompson

Aún mejor que la primera y mucho mejor que cualquier película de superhéroes que hayamos visto en los últimos meses 

Spider-Man Cruzando el multiverso hace muy bien todo lo que vienen haciendo mal o muy mal las propuestas de cine de superhéroes que han llegado a la cartelera en los últimos tiempos.

Acierta plenamente a encontrar su propia identidad narrativa y visual frente a su predecesora si  perder en ningún momento el contacto con la misma en sus puntos esenciales. Y desde esa iniciativa de encontrar su propio espacio, hace evolucionar tanto la trama de la saga como la evolución, no solo de sus personajes protagonistas, sino de sus secundarios, encontrando para los mismos el nicho de protagonismo que requiere para que tanto ellos como la propia película gane solidez, coherencia y madurez.

La madurez conseguida por encima de las exigencias y características del subgénero (o mejor dicho cóctel de subgéneros) de superhéroes, pero sin renunciar en ningún momento a las mismas, era ya una de las características definitorias más positivas de Spiderman: Un nuevo universo.

En esta película esa madurez se acentúa en base a ese desarrollo de personajes secundarios que ya he mencionado.

Tenemos el conflicto y la evolución del arco de desarrollo de Gwen, que además se convierte de algún modo en punto de arranque y motor de la historia cobrando awuiy mayor relevancia, con un acompañamiento musical que sirve como definición y advertencia del increíble ritmo narrativo y la tensión trepidante que va a marcar toda la película.

Tenemos la evolución y desarrollo del conflicto de Miles, que comparte con Gwen ese tema dentral de la película, presenta también en la anterior y por tanto coherente con la misma, que es el desarrollo de la propia personalidad y el paso de la adolescencia a ser adultos por el camino de la renuncia y la responsabilidad. Pero también tenemos ese subtema de la paternidad y la maternidad que introduce una visión de los adultos, y sus miedos, frente al desarrollo de la personalidad de los adolescentes.

Y todo eso gira en una genial centrifugadora de guiños y chistes bien construidos y capaces de desarrollarse como gags plenamente integrados tanto en las secuencias de diálogos como en las secuencias de acción trepidante, sin frenar ni el desarrollo dramático de las primeras ni el desarrollo de las dinámicas de vértigo visual que presiden las segundas.

He criticado en esta misma página el torpe, pesado y flojo desarrollo de largas secuencias de parloteo superficial con vanas aspiraciones de trascendencia que frena y tritura la columna vertebral del ritmo narrativo en películas como la última del Hombre Hormiga o la última de Guardianes de la galaxia. Basta ver lo bien que construyen sus secuencias de diálogo sin acción los artífices de Spider-Man Cruzando el multiverso para entender a qué me refería: lo más interesante nos llega desde la sencillez.

Crítica Spider-Man Cruzando el multiverso ★★★★★ (2023)

Lo mismo puede aplicarse a lo que se refiere a la visibilización de problemas, reivindicaciones y valores de nuestra sociedad. Esta película construye todo eso lejos de la pancarta simplista y gratuita consiguiendo que su propuesta sobre igualdad sea precisamente por ello más contundente y tenga plena sinergia con la propia película como producto de evasión y entretenimiento y precisamente por no frenar el ritmo ni sacarnos de la película, con el propio público.

Aquí la igualdad se desliza por cada diálogo, va en moto o trepa y se balancea alrededor de uno de los Spiderman más icónicos, junto a la propia capacidad de sutoparodia que brilla en numerosos momentos y personajes de la película. Y, ojo, todos esos personajes y momentos encajan totalmente con la trama central, la enriquecen y sirven para desarrollar de.forms más completa y en tiempo récord, con solo algunas pinceladas, toda la personalidad de los personajes que sirven como herramientas de esa reivindicación o visibilización elegante y fluida.

Por último quería destacar el trabajo de animación y el brillante trabajo de fondos que define y codifica para el espectador el laberinto del multiverso, dicho sea de paso el mejor multiverso que hasta ahora hemos visto en cualquier película de superhéroes, consiguiendo no solo definir el estado anímico y psicológico así como la propia visión de su mundo que tienen los personajes, desde el mundo de Gwen en adelante, sino también potenciando mediante ese recurso la propia percepción y participación del espectador en la historia. Será raro que esta película no consiga emular a su predecesora en los premios de cine de este año. Sería incluso injusto, porque, junto con todo lo demás que he comentado, es una atrevida y muy exploradora obra maestra del cine de animación.

Y, como todas las obras maestras del cine, hay que verla en pantalla grande.para disfrutarla plenamente.

                                                       Miguel Juan Payán

Copyright 2022 AccionCine. Se permite el uso del contenido editorial del artículo siempre y cuando se haga referencia a su fuente, además de contener el siguiente enlace: www.accioncine.es

noreadigital.es expertos en videomarketing

Miguel Juan Payán
Profesor de Historia del cine, Géneros cinematográficos y Literatura dramática

AccionCine - Últimos números

Paypal

SUSCRÍBETE - PAGA 10 Y RECIBE 12 REVISTAS AL AÑO

Artículos relacionados

PUBLICIDAD

Últimos artículos