Crítica La nueva vida de Britt-Marie ★★★

Mayo 30, 2020

Crítica de la película La nueva vida de Britt-Marie

Bajo las hechuras convencionales de la película de Tuva Novotny hay profundidad y personajes muy humanos.

    La nueva vida de Britt-Marie es la adaptación de la obra homónima de Fredrik Backman y eso ya es una pista bastante sólida para aventurarse a adivinar el tono de la película. Backman es autor de otro éxito del cine sueco, Un hombre llamado Ove (Hannes Holm, 2015), un film que derrochaba humanidad y sentido del humor. Ya que las entretenidas historias y reflexiones del escritor conectan con el espectador, la directora Tuva Novotny encontró la oportunidad perfecta de redención después de que su ópera prima, Blind Spot, fuera considerada un alarde técnico emocionalmente incómodo para el gran público.

   

    La historia se centra en Britt-Marie (Pernilla August), una mujer de 63 años que decide abandonar su vida como ama de casa y acabar con su matrimonio. Para poder subsistir, encuentra trabajo como entrenadora de un equipo de fútbol infantil en el pequeño pueblo de Borg. Con semejante premisa, los primeros compases del film recuerdan a lo mejor de la película de Holm, con unos toques de humor cargados de ironía, tanto por la escena que provoca la separación del matrimonio como por la idea de que una mujer sexagenaria que odia el fútbol acabe entrenando a un equipo de infantiles. La situación podría hacer pensar en Campeones, pero la película de Novotny prefiere ir por un camino distinto y explorar el drama y la incertidumbre que siente la protagonista tras su llegada al pueblo. Esto hace que por un lado los personajes secundarios, especialmente los niños del equipo de fútbol, no tengan espacio para lucirse y que la película no sea todo lo divertida y extravagante que prometía ser. No me malinterpreten, Pernilla August está genial y es uno de los puntos fuertes de la película, pero no tiene la personalidad arrolladora del protagonista de Un hombre llamado Ove. Sin embargo, sin ser memorable consigue encarnar a una mujer con la que es fácil identificarse: dedicada por completo a la limpieza del hogar y a la cocina, con el único fin de contentar a un marido del que nunca recibe ningún cumplido. Está obsesionada con ello y se ha limitado a hacer lo que se espera de ella, renunciando completamente a cumplir sus sueños por miedo a trastocar la falsa estabilidad en la que vive. Este miedo a saciar sus anhelos viene motivado por el golpe que supuso una tragedia en su vida, sentimiento que Britt-Marie comparte con otros lugareños de Borg y que paradójicamente no está presente en los jóvenes, que entienden el fútbol como una metáfora de la vida.

Este carácter introspectivo de la película hace que adolezca en algunos tramos de un ritmo lento, especialmente por el abuso de la voz en off y la falta de emoción, que solo hace acto de presencia en el clímax futbolero, cuya resolución edificante recuerda irremediablemente a la película de Javier Fesser. Con todo y con eso, la película invita a la reflexión sobre la importancia de los sueños vitales como camino para la autorrealización y entrega un personaje femenino complejo y muy humano que no solemos ver en cines a menudo, desafortunadamente.  

Alejandro Gómez

LA NUEVA VIDA DE BRITT MARIE se puede ver en la salavirtualdecine.com a precio de entrada normal de cine: 6,95 euros.

Add to Flipboard Magazine.

 

 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

 

©accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Modificado por última vez en Sábado, 06 Junio 2020 11:38
Alejandro Gómez

Todo en uno: cinéfilo, seriéfilo, melómano, lector voraz y tragaldabas.